Secretos para trabajar desde casa y mantenerse motivado

Sigue estos consejos y nunca te desmotivarás trabajando desde casa

Todos los trabajos pueden volverse aburridos y monótonos. Cuando esto sucede en una oficina no tienes más remedio que seguir trabajando, porque de lo contrario tendrás problemas con tu jefe.  

Al trabajar desde casa y no tener supervisores, corres el riesgo de no respetar el despertador y dormir hasta el mediodía, sucumbir a la tentación de mirar la televisión o pasar el rato en Facebook. Si alguna vez has cometido alguno de estos pecados trabajando desde casa, debes saber que hay algunos trucos para mantenerte motivado y entusiasmado con tu trabajo.

1. Fija un horario de trabajo

Si bien una de las principales ventajas de trabajar desde casa es la flexibilidad horaria, llevarla al extremo puede ser contraproducente. Imagina que te acostumbras a levantarte al mediodía, almorzar a la tarde y comenzar a trabajar a la tarde, para terminar a altas horas de la madrugada. Seguramente ni tú, ni tus amigos o familia quieren que termines así, por lo que deberías fijar horarios para trabajar desde casa y hacer un esfuerzo por respetarlos. ¡Relax pero con orden!

trabajar-desde-casa

2. Vístete como si estuvieras en la oficina

Trabajar en pijama o vistiendo ropa muy cómoda puede facilitar la tentación de dormir una siesta en la mitad de tu jornada laboral. Haz un esfuerzo por vestirte tal como lo harías para ir a trabajar a una oficina. Es una buena forma de comunicarle a tu mente que es tiempo de trabajar y que hay que separar la vida personal de la profesional. Obviamente no debes llevar esto al extremo y ponerte esmoquin para trabajar desde casa.

3. Utiliza diferentes teléfonos

Si tu smartphone te distrae fácilmente, sería una buena idea que cuentes con dos teléfonos: uno para utilizar únicamente durante tus horas de trabajo y el otro dedicado a tu vida personal. De esta forma ayudas a tu cerebro a distinguir entre trabajo y placer. Intenta hacer lo mismo con  otras cosas, como por ejemplo con tu cuenta de correo electrónico. Deberías contar con una asociada al trabajo y otra personal.

4. Busca nuevos desafíos

No dejes que la rutina y las mismas tareas te aburran cuando trabajas desde casa. Intenta ser creativo, pensar en nuevas ideas de negocio, buscar más clientes, iniciar un nuevo emprendimiento, etc. Fija objetivos ambiciosos en períodos de tiempo determinados y trabaja duro para cumplirlos a tiempo. Cada vez que cumplas un objetivo fíjate otro más ambicioso. De esta manera te mantendrás ocupado y motivado. Además, sentirás una gran satisfacción y orgullo cada vez que alcances tus metas.

trabajar-desde-casa

5. Sé "Anti-Social"

No nos referimos a que dejes de ver a tus amigos, nos referimos a que dejes de lado las redes sociales en el horario de trabajo. Como sabemos que esto puede ser muy difícil, te proponemos que pruebes la aplicación Anti-Social. Puedes obtenerla por 12 euros y te permite bloquear los sitios que pueden distraerte, como por ejemplo Facebook o Twitter. De esta forma podrás navegar en internet pero no podrás visitar las redes sociales. ¡Pruébalo y verás cómo tu productividad aumenta cuando trabajas desde casa!

6. Trabaja en un espacio adecuado

Trabajar en un ambiente bien acondicionado puede hacer que nuestra productividad aumente. Los tonos amarillos tienen un efecto anímico estimulante, por lo que son perfectos para las oficinas. A diferencia de esto, los tonos azules proporcionan tranquilidad y relajamiento, por lo que es conveniente reservarlos para los dormitorios, salas de estar y habitaciones en las que se busque relax.  

Si te sientes sin energía cuando trabajas desde tu casa, prueba pintando las paredes de un tono amarillo. Esto te dará la energía necesaria para trabajar productivamente. Si quieres saber más sobre cómo acondicionar tu oficina en casa puedes leer este artículo.

7. Toma aire fresco

Al trabajar desde casa pasas muchas horas dentro de tu hogar, por lo que el placer se mezcla con el ámbito profesional. Es importante que, como en cualquier trabajo, tomes un descanso y salgas en busca de un poco de aire fresco y distracción. Esto te permitirá recargar energías y regresar a tu lugar de trabajo fresco como una lechuga.

trabajar-desde-casa

8. Crea tu red de contactos

Si bien trabajar desde casa tiene muchos beneficios, tiene una gran desventaja en cuanto al relacionamiento social. El trabajo de oficina te permite interactuar con otras personas, socializar e intercambiar ideas. Sin embargo al trabajar desde casa puedes sentirte un poco solitario.

La buena noticia es que internet te ofrece la posibilidad de comunicarte con otras personas y buscar otros trabajadores del mismo rubro con los que puedas intercambiar ideas, consejos, mejores prácticas, etc. Tómate tu tiempo para navegar en la web y crear tu propia red de contactos. LinkedIn es una gran herramienta para llevar a cabo esto. Deberías crear una cuenta si todavía no la tienes; es muy fácil y rápido.

Siguiendo estos simples consejos nunca te aburrirás ni te desmotivarás trabajando desde tu casa. ¡Saca provecho de esta gran modalidad de trabajo y disfrútala! Si todavía no estás trabajando desde casa, puedes empezar hoy