Trabajar desde casa: consejos para despertar tu espíritu emprendedor

Haz de tus sueños una realidad

Quizás tengas desde hace algunos meses una idea de negocio en mente pero no te animes a llevarla a cabo por miedo al fracaso. El fracaso siempre está presente, pero ten en cuenta que tal como dijo el mayor filósofo de la administración, Peter Drucker: "Donde hay una empresa de éxito, alguien tomó alguna vez una decisión valiente".

Aunque no lo creas, todos tenemos un espíritu emprendedor, pero es más evidente en algunas personas que en otras. Los seres humanos somos emprendedores innatos. Desde el momento en que nacemos poseemos la curiosidad de explorar nuevos horizontes. Sin embargo, en algunas ocasiones este espíritu es aplacado por ciertos temores (como por ejemplo al fracaso) a medida que vamos creciendo.

La buena noticia es que existen algunas claves a tener en cuenta para despertar la llama del emprendedurismo. Si quieres saber cuáles son, deberías seguir leyendo este post. ¡Anímate a emprender! Siempre recuerda que el que no arriesga no gana.

Encuentra tu pasión

trabajar-desde-casa

El primer paso es descubrir qué es lo que te apasiona. Todos tenemos una pasión, por más banal que sea (cocina, fotografía, arte, deportes, etc.). Debes sacar provecho de lo que te gusta para convertirlo en un negocio. De esta forma te asegurarás que trabajarás en algo que te apasiona y nunca te aburrirás. ¡Convierte tu hobby en dinero! Una vez que descubras tu pasión puedes convertirte en un experto en esto, buscando cursos de formación. De esta forma combinarás tus conocimientos como amateur con conocimientos profesionales y el resultado será óptimo.

Cree en ti mismo

trabajar-desde-casa

"Un hombre con una idea nueva es un loco hasta que la idea triunfa" (Mark Twain). Debes creer en tí mismo y tener la confianza suficiente para tomar tus propias decisiones sin que la opinión de los demás te afecte. Siempre habrá gente que te dirá que tu nuevo negocio será una locura y que no funcionará. Lo importante es que no te desalientes y que puedas creer en tí mismo y en tu idea. Si desconfías de tí mismo y te desalientas con la primera crítica negativa que recibas, adoptarás una actitud pasiva (no emprendedora). Si crees que tu nueva idea es buena y podría funcionar anímate a llevarla a cabo sin importar lo que digan los demás.

Visualiza el éxito

trabajar-desde-casa

Es fundamental que visualices el éxito para no desviarte de tus metas. Sé positivo y piensa que tu emprendimiento será un éxito y en todas las cosas que podrás hacer una vez que ganes dinero con tu nuevo negocio. La clave del éxito está en mantenerse enfocado en lo que se quiere alcanzar y evitar distraerse o salirse del camino con pensamientos negativos. Emprende con determinación, creyendo en tí mismo y pensando positivamente. Visualiza el éxito de tu futuro negocio y lo feliz y orgulloso de tí mismo que te sentirás una vez que esté establecido sólidamente.

Elabora un plan de negocio

trabajar-desde-casa

Un plan de negocio es la declaración formal de los objetivos de tu iniciativa empresarial. Es recomendable aterrizar tu idea mediante un plan de negocio para que sea más realística. Un plan de negocio te ayudará a organizarte y guiarte durante todo el proceso de creación de tu empresa pero también te ayudará a conseguir inversionistas. El plan de negocio te ayudará a definir tu modelo de negocio, determinar su viabilidad financiera y definir la imagen de tu nueva "empresa". Es una herramienta muy útil que te ayudará a detectar errores y planificar adecuadamente la puesta en marcha de tu emprendimiento.

Persevera

Debes tener en cuenta que el éxito no se alcanza de la noche a la mañana y que todas las empresas han cometido errores y han sufrido percances. Lo importante es no desalentarse y seguir adelante. Siempre deber recordar que un tropezón no es caída.

Puedes inspirarte con el caso de Andrés Barreto, un colombiano que fundó su primera empresa a los 18 años sin tener dinero ni contactos y hoy en día es un referente a nivel internacional en emprendedurismo tecnológico.