Trabajar desde casa: ventajas y desventajas

Te presentamos las dos caras de la moneda

Tenemos dos noticias, una buena y una mala. Empecemos por lo positivo, la buena es que trabajar desde casa es totalmente posible y viable (lee esta Guía completa para trabajar desde casa). La mala es que este tipo de trabajo - como cualquier otro - tiene sus desventajas.

En la actualidad cualquiera que posea un ordenador con conexión a internet puede trabajar desde casa. El trabajo desde casa puede sonar como el trabajo ideal: no tener horarios, trabajar desde la comodidad de tu sofá, pasar más tiempo con tus seres queridos, evitar atascos de tráfico de camino a la oficina, etc.

Sin embargo, si lo pensamos dos veces, trabajar desde casa tiene también sus contras. Si estás pensando en empezar a trabajar desde casa te recomendamos leer este artículo para tener en cuenta los aspectos negativos de este tipo de trabajo y ayudarte a tomar una decisión.

Desventajas

1. Es solitario

La primera desventaja y quizás la más obvia es que estás solo. Si te gusta trabajar por tu cuenta, sin que nadie te moleste ni distraiga este tipo de trabajo es ideal. Sin embargo, si te gusta trabajar en equipo, intercambiar experiencias e ideas, quizás te sientas un poco solo al trabajar desde casa.

Trabajo-desde-casa

 

Al trabajar desde casa no tienes esos pequeños placeres que puedes experimentar en una oficina, como por ejemplo la típica charla junto a la máquina de café con los colegas de la oficina.

Sin embargo debes recordar que internet es una herramienta de comunicación y que puedes crear tus propias redes de profesionales con quienes interactuar y compartir ideas. Hay muchos canales por los que puedes hacer esto. Linkedin es una red profesional diseñada para conectarte con los profesionales que desees.  Así que, si bien trabajar desde casa puede ser solitario físicamente, te abre un mundo de relaciones sociales virtuales que puede llegar a ser muy interesante y enriquecedor.

2. Distracciones

Quizás a alguna gente le cueste entender que el trabajo desde casa es como cualquier otro y que necesitas concentración, por lo que podrían interrumpirte mientras trabajas. Esto sucede principalmente cuando vives con otras personas.

Trabajo-desde-casa-dinero

 

Puede llegar a  ser muy difícil concentrarse en el hogar y por ello es muy importante crear una atmósfera adecuada. Si no vives solo, es fundamental dedicar un espacio físico dentro de tu casa para trabajar, es decir, crear tu propia oficina y hacer lo posible por que los otros entiendan que no deben distraerte y que tu trabajo funciona como cualquier otro.

3. Un mismo lugar

Aunque pueda sonar ideal y muy cómodo trabajar desde tu cama, después de un tiempo puedes llegar a darte cuenta que pasas mucho tiempo en un mismo lugar (tu casa) y te costará relajarte en tu propio hogar, ya que tu mente lo asociará con el lugar de trabajo.

Cuando trabajas en una oficina, tu mente asocia el hogar con el lugar de relajación y libertad. Al trabajar desde casa esto no sucede. Es por ello que es muy importante destinar un único espacio físico de la casa para trabajar ya que de esta forma habrá cierta separación entre el lugar de trabajo y los lugares de diversión y distensión.

4. Mucha gente no lo comprenderá

Aunque el trabajo desde casa sea cada vez más popular, siempre habrá gente que no comprenderá lo que haces y te catalogará como "el vago que se pasa el día en casa". Esto sucederá sobre todo con la generación de nuestros padres y abuelos, ya que gran parte de las personas de este rango etario no están familiarizadas con las nuevas tecnologías y puede que no comprendan cómo funciona.

Trabajo-desde-casa-dinero -dinero

 

Lo importante es no dejarse llevar por los comentarios negativos y seguir adelante con tu proyecto. Cuando pregunten, trata de explicar tu trabajo de la forma más simple, sin utilizar términos técnicos. Y si no lo comprenden no te molestes, después de todo lo que importa es que tú estés feliz y a gusto con tu empleo.

5. Exceso de flexibilidad

Disciplina. A eso nos referimos. Al no tener un jefe o supervisor que diga lo que debes hacer, y al no tener que cumplir con horarios determinados puede que tu rendimiento no sea el ideal. Es difícil ser tu propio jefe y no sucumbir  a la tentación de pasar la tarde durmiendo la siesta en lugar de trabajar.

Es fundamental que tengas claro que - como en cualquier trabajo - el trabajo desde casa necesita de tu esfuerzo para funcionar. Si eres demasiado perezoso y no trabajas lo suficiente no triunfarás. Una buena idea es definir objetivos y fechas para cumplirlos. De esta forma te estarás poniendo tus propios desafíos y eso será un incentivo para trabajar.

Ventajas

Si bien trabajar desde casa tiene sus desventajas, no hay que perder de vista que las ventajas son muchas y ¡vale la pena hacerlo!

trabajo-en-casa-positivo

1. No tienes jefes

Al trabajar desde casa no tienes que seguir órdenes de nadie ni tienes a nadie soplándote detrás de la oreja a ver qué estás haciendo. El jefe serás tu mismo o en ciertos casos, tus clientes. Tener un jefe o supervisor muy estricto y controlador puede resultar muy estresante. Esto no quita que de todas maneras debas ser responsable y organizado, pero tu eres quien define los tiempos y la organización del trabajo.

Todos sabemos lo molestos que pueden ser los jefes, hasta el punto de querer matarlos... ¡evítalos trabajando desde casa!

 

 2. Libertad

Tú eres quién establece los horarios de trabajo y días de descanso en función de lo que más te convenga y de los momentos en los que rindas más. Hay personas que son más eficientes durante las mañanas, por lo que prefieren levantarse temprano y comenzar a trabajar, sin embargo hay otras que rinden más durante la tarde o noche.  

Eres libre de tomar tus propias decisiones, organizar tu trabajo como te apetezca, tomar los descansos que necesites, trabajar los días que puedas, tomarte vacaciones cuando lo desees, etc. ¡Todo esto sin tener que consultar con nadie ni rendirle cuentas a nadie! Eres libre de administrar tu tiempo, trabajo y vida. 

Ganar-dinero

También tienes más libertad para hacer las cosas que te gustan. Cuando tú te organizas el trabajo puedes dedicar aquella parte del día que más te apetezca a hacer las cosas que te gustan, como por ejemplo practicar algún deporte, cocinar, leer, etc. cosas que quizás no podrías hacer por las maratonianas jornadas de trabajo de oficina.

 3. Ahorro de tiempo y dinero

Al trabajar desde casa ahorras tiempo y dinero ya que no debes desplazarte. Al no tener que viajar diariamente a tu lugar de trabajo ahorras en gasolina y/o en transporte público y, por supuesto, también ahorras tiempo. En todas las grandes ciudades hay congestiones de tráfico, especialmente en las horas punta. Justamente, las horas punta son cuando la gente se dirige a sus lugares de trabajo y cuando vuelven a casa. En ciertos lugares los atascos de tráfico son tan abrumadores que algunas empresas están solicitando a sus empleados trabajar desde casa. En San Pablo, la ciudad más poblada de América del Sur, se movilizan diariamente 7.5 millones de vehículos y las personas pierden 3 o 4 horas diaras en atascos de tráfico. ¡Al trabajar desde casa no tienes que desperdiciar tu tiempo dentro de un automóvil!

Shutterstock _158928074

 

4. Más y mejor vida familiar 

Por lo general la gente que trabaja en oficinas tiende a trabajar más horas y por ende a estar más tiempo fuera de casa, lejos de la familia. Trabajando desde tu hogar puedes administrar tus horarios para pasar más tiempo con tu familia, o incluso puedes trabajar a su lado, siempre y cuando esto no te desconcentre ni reduzca tu rendimiento. 

5. Eliges tu propio espacio

Trabajar desde casa te da la posibilidad de elegir dónde hacerlo. No debes trabajar en una oficina ya establecida, diseñada por otros, quizás sentado en un lugar que no te guste, o sucio, o junto a personas que no te agraden. En casa el espacio lo acondicionas tú, a tu gusto, con los muebles que prefieras, los que te parezcan más cómodos y más bonitos. 

No es nada difícil armar tu oficina en casa, solamente necesitas unas pocas herramientas, como por ejemplo un escritorio, una silla cómoda, una computadora, un teléfono, archivadores y cajones para organizar tus papeles, etc. 

trabaja-en-casa

6. Menos estrés

Muchas horas en una oficina frente a un ordenador, miles de teléfonos sonando, excesivas cargas de trabajo, jefes impacientes, compañeros acosadores y grandes responsabilidades sobre tus hombros pueden causar estrés. Al trabajar desde tu casa y ser tu propio jefe evitas este tipo de problema. No tienes que seguirle el ritmo a nada ni nadie. Trabajas a tu propio ritmo y cuando te apetezca. 

Te presentamos las dos caras de la moneda. El trabajo desde casa - como cualquier otro trabajo - tiene aspectos positivos y negativos. Lo importante es poner en una balanza ambos y decidir. Ahora tienes las herramientas para tomar la desición. Si estás convencido de comenzar a trabajar desde casa puedes empezar ahora haciendo clic aquí.