5 formas de enseñar a los niños el valor del dinero

Una educación para el futuro

Vivimos en una sociedad extremadamente consumista en la que las publicidades nos incitan a comprar cosas que por lo general no necesitamos. Los niños también están expuestos a publicidades y son un público muy fácil de conquistar y convencer. Es por esta razón que es muy importante enseñar desde muy temprano el valor del dinero y el límite de los gastos. 

Es importante enseñarles que el dinero no crece en los árboles y que hay que trabajar duro para conseguirlo. También es importante hacerles entender que una vez que consigan dinero no pueden despilfarrarlo, sino que deben saber administrarlo y tomar desiciones responsables. 

Los niños piensan que todo cae del cielo. Para ellos conseguir las cosas es tan simple como escribirle una carta a los Reyes Magos o esperar al día de su cumpleaños para ser agasajados con miles de juguetes. Es importante enseñarles que las cosas no caen del cielo y que todo tiene un valor. A continuación presentamos cinco formas originales de enseñar a los niños el valor del dinero. 

dinero

1. ¡Vamos de paseo al banco!

La próxima vez que vayas al banco, pídele al pequeño que te acompañe. Por lo general los niños no están familiarizados con los bancos ya que es un tema que no les interesa, es un tema "de adultos". Además, puede ser difícil entender los conceptos de ahorros, cuentas bancarias y bancos en general.

Lleva al pequeño al banco y muéstrale cómo es por dentro, explícale qué es una cuenta bancaria y las transacciones bancarias que vayas a hacer (depósito o retiro de dinero). Permítele que ayude en lo que pueda, haciendo tareas sencillas como por ejemplo entregándole el dinero o el cheque al cajero.  

Cuando el pequeño crezca puedes abrir una cuenta bancaria en la que deposite sus ahorros para el futuro. Cuando sea más grandecito y quiera disponer de su propio dinero para salir con sus amigos y divertirse te lo agradecerá. 

dinero

2. Contrata a tu pequeño

Los niños ven que pagamos todo con tarjetas de crédito, por lo que piensan que el dinero no tiene límites y que cae del cielo. Debes enseñarles que para ganar dinero hay que trabajar duro, por lo que deben aprender el concepto de trabajo. 

Para que aprendan el concepto de empleo puedes contratarlos para que hagan pequeños trabajos y así ganen algo de dinero. Puedes solicitar que hagan tareas sencillas a cambio de unas monedas. Hay una infinidad de tareas que tu hijo puede hacer, por ejemplo ayudar con la limpieza de la casa, pasear al perro, sacar la basura, ordenar su habitación, etc. 

También puedes despertar el espíritu emprendedor de tu pequeño incitándolo a que cree su propio "negocio". Puede limpiar su habitación y descartar los juguetes y ropa que no usará más para venderlos en el jardín de tu casa. También puede cocinar galletas y venderlas en el vecindario o poner un puesto de limonada fresca en los días calurosos. Una vez que comience a ver las monedas en sus manos entenderá mejor que hay que trabajar para ganar dinero. 

dinero

3. Muéstrale cómo trabajas

Aprovecha las vacaciones del pequeño para llevarlo a tu lugar de trabajo. De esta forma verá que el dinero no crece en los árboles y que debes trabajar duro para conseguirlo y comprar las cosas que él necesita. 

También puedes pedirle que te ayude con algunas tareas sencillas. De esta forma se sentirá involucrado y le encantará participar de tus actividades. Esto también ayudará a que comprenda mejor lo que haces día a día.

Hay muchos niños que no entienden "el mundo de los adultos" y no saben en qué trabajan sus padres o familiares. Si involucras al pequeño en tu trabajo tendrá una perspectiva más clara de lo que es una empresa, un puesto de trabajo y el concepto de trabajo en sí mismo. 

dinero

4.Define una meta

Definir metas y objetivos es una gran forma de inculcar la cultura del ahorro. Pueden definir un objetivo que al pequeño le interese, en un determinado plazo de tiempo. Esto puede ser, por ejemplo, visitar Disneylandia en las próximas vacaciones. 

Trabajen juntos para ahorrar y cumplir el objetivo. Consigue una alcancía y comiencen a llenarla poco a poco. Es improbable que puedan solventar el viaje con los aportes del pequeño, pero es importante hacerle sentir que su colaboración es fundamental y si no trabaja y si no ahorra no podrá cumplir con el objetivo. 

Una vez que alcancen su meta, el pequeño estará feliz de haber colaborado para hacer el proyecto posible y se sentirá orgulloso de sí mismo. Pueden establecer un gran objetivo por año y repetir esta practica. De esta forma el niño se mantendrá motivado y hará un esfuerzo por trabajar duro y alcanzar el objetivo año tras año. 

dinero

5. ¡Vamos de compras!

Ir al supermercado con los niños es una manera muy eficaz de enseñarles a ser consumidores responsables y a no malgastar el dinero. Antes de ir al supermercado deberían elaborar una lista de las cosas que necesitan. Esta lista debe estar ordenada en base a las prioridades, por ejemplo, la leche debe ir antes que la Coca Cola, así como el papel higiénico debe ir antes que sus galletas preferidas. 

También es importante comunicarle el presupuesto, es decir lo que esperamos gastar. Cuando estén en el supermercado trata de comprar únicamente los productos que figuren en la lista. De esta forma le estarás enseñando a organizarse, administrar su dinero y priorizar las cosas más importantes. 

También es importante que le enseñes a comparar precios y mostrarle que hay diferentes alternativas para elegir para así adaptar la compra al presupuesto fijado. 

dinero

Estas son formas fáciles y divertidas de enseñar a los niños el valor del dinero. También puedes crear tus propios métodos utilizando tu creatividad. Si quieres leer más sobre dinero, puedes leer estos trucos para ganar dinero ahorrando