Consejos para ahorrar dinero en Halloween

¡Celebra Halloween sin gastar dinero!

Halloween, también conocido como Noche de brujas o Día de brujas, es una fiesta de origen celta que se celebra en la noche del 31 de octubre, sobre todo en países anglosajones como Canadá, Estados Unidos, Irlanda o Reino Unido. En los últimos años esta celebración ha ido ganando adeptos en otras partes del mundo y cada vez más niños (y no tan niños) quieren disfrazarse y visitar casa por casa para decir "¡truco o trato!" y conseguir unos cuantos caramelos.  

Halloween puede llegar a ser muy aterrador, y con esto no nos referimos a los disfraces y adornos espeluznantes, sino a lo que los padres deben gastar para satisfacer los deseos de los pequeños (quienes pueden ser muy demandantes). 

Octubre es el mes dónde los padres deben convertirse en brujos con superpoderes para cuadrar el presupuesto familiar y hacer felices a sus hijos tratando de conseguir el mejor disfraz de Halloween posible y los dulces más ricos. A continuación presentamos algunas ideas orginales para celebrar Halloween sin tener que gastar grandes cantidades de dinero. 

dinero

Planea con anticipación

No esperes hasta el 29 de octubre para comprar el disfraz o los dulces. Los precios suben considerablemente a medida que se acerca la fecha ya que las tiendas saben que por lo general la gente compra este tipo de cosas a último momento y están dispuestos a pagar precios altísimos con tal de salirse del apuro y solucionar su problema.

Es importante que compres lo necesario cuanto antes. En septiembre puedes preguntarle a los pequeños cuál es el disfraz que les gustaría usar este año y activa tu radar ahorrador en búsqueda de los precios más convenientes.

Aunque te parezca una exageración, lo recomendable es comprar los disfraces y decoraciones un año antes. El día después de Halloween las tiendas necesitan empezar a renovar su inventario y hacer espacio para los productos navideños y es entonces cuando encontrarás los disfraces en precios de liquidación. Compra tus disfraces y decoraciones después del 31 de octubre y utilízalos al año siguiente. 

Hazlo tú mismo

Si eres habilidoso con tus manos, te gusta hacer manualidades y tienes tiempo, es recomendable que hagas tus propios disfraces y decoraciones para Halloween. De esta forma ahorrarás unos cuantos euros y podrás involucrar a tu familia o amigos en la actividad. Puede llegar a ser un plan muy divertido para los niños.

Hoy en día puedes encontrar muchas ideas y tutoriales en internet que te ayudarán a inspirarte y crear tus disfraces y decoraciones. Visita sitios como YouTube o Pinterest en los que encontrarás un sinfín de ideas originales con sus respectivas instrucciones. Puedes empezar por aprender a hacer estos murciélagos y arañas. Son muy fáciles y rápidos de hacer y los materiales que necesitarás son muy baratos. 

Ve a tiendas de segunda mano

En los últimos tiempos las tiendas de segunda mano se han multiplicado rápidamente. Seguramente haya una o varias en tu vecindario y quizás puedas encontrar algo que te sea útil y tenga un precio razonablemente bajo. También es posible encontrar disfraces completos, complementos para el disfraz que quieres hacer o diferentes elementos decorativos para tu hogar.

Si no encuentras disfraces completos, puedes combinar diferentes prendas para crear un look determinado. Esto es una buena idea si quieres crear un disfraz para adulto. Puedes buscar y combinar prendas antiguas y hacer un disfraz hippie, por ejemplo. Necesitarás una falda larga o unos pantalones acampanados, una camisa con motivos psicodélicos, cintas para colocar alrededor de la cabeza, collares con el signo de la paz, pulseras grandes y gafas redondas. Es una idea barata y divertida. 

Intercambia disfraces

Los niños crecen rapisísimo y la ropa les queda pequeña enseguida, incluso en algunos caso sin haberla usado. Lo mismo ocurre con los disfraces. Reúne a tu grupo de amigos que tengan hijos e intercambia disfraces de años anteriores para no tener que comprar nuevos. Estarás ahorrando dinero y le darás buen uso a aquellos disfraces que han estado guardados en tu armario por meses. 

Esto no sólo se aplica a los niños, puedes hacer lo mismo si necesitas un disfraz de adulto. Puedes organizar un intercambio de ideas, disfraces y ropa con tus amigos. Utilicen su imaginación y creen los disfraces más originales. No sólo ahorrarán dinero ¡también se divertirán!

dinero

Cocina tus propias golosinas

Esta seguramente sea la opción más barata pero también la más laboriosa. Si te gusta la cocina deberías cocinar tus propios dulces para cuando los niños toquen a tu puerta. En lugar de darles los clásicos caramelos comprados al por mayor (que pueden costarte una fortuna), puedes sorprenderlos con deliciosas y divertidas galletas. 

Aquí te dejamos una receta para hacer galletitas fáciles, ricas y rápidas. 

Para la masa necesitarás los siguientes ingredientes: 

  • Manteca: 100 gramos.

  • Harina de trigo 0000: 250 gramos.

  • Azúcar impalpable: 75 gramos.

  • Miel: 50 cc.

  • Yemas: 2

Para el glaseado necesitarás: 

  • Azúcar impalpable: 225 gramos.

  • Agua tibia: 2 cucharadas.

  • Colorantes comestibles.

El procedimiento es el siguiente:

1. Mezcla la manteca y la harina.

2. Agrega el azúcar, las yemas y la miel.

3. Integra los ingredientes hasta formar una masa lisa. Deja reposar la masa a temperatura ambiente.

4. Estira la masa con un palo de amasar hasta lograr un alto de medio centímetro. Marca y corta cada galletita con la forma que quieras (calabaza, fantasma, murciélago, etc.).

5. Pon las galletas en una placa para horno previamente enmantecada. Cocina las galletas en horno a temperatura media durante 20 minutos.

6. Para el glaseado mezcla el azúcar, el agua y el colorante elegido hasta formar una pasta. Coloca la pasta en una manga y decora las galletitas.

dinero

Compra caramelos afrutados

Si no eres bueno en la cocina y prefieres comprar los dulces, ten en cuenta que los caramelos afrutados son más baratos que las chocolatinas, por lo que si quieres ahorrar evita comprar éstas últimas. Debes tener una buena provisión porque no sabes cuántos niños llegarán a tu puerta. Si te sobran dulces puedes dejarlos para ti o puedes guardarlos para el próximo año (siempre y cuando te fijes en la fecha de caducidad y respetes las condiciones especiales de conservación y de utilización). 

Estos simples consejos te permitirán celebrar Halloween de la mejor manera posible y ahorrar unos cuantos euros. Si quieres saber más sobre ahorro puedes leer estas ideas para ahorrar dinero en tus comidas