Trabajar desde casa y evitar distracciones

Tres consejos para ser más productivo trabajando desde casa

Las ventajas de trabajar desde casa son obvias: más autonomía y flexibilidad, mayor comodidad, más y mejor vida familiar, menor estrés, más ahorro de tiempo y dinero, entre muchas otras cosas. Sin embargo, dejar de hacer tu trabajo por distraerte y acabar mirando la televisión o durmiendo la siesta es uno de los mayores peligros a los que te expones. 

Aunque no estés en una oficina llena de gente que puede quitarte tiempo contándote sus planes para el fin de semana, puedes perder tiempo con distracciones que tú mismo creas, como pasar mucho tiempo en las redes sociales o mirando videos en Youtube. También puedes sucumbir a la tentación de acabar haciendo tareas domésticas que podrías hacer en otro momento, como lavando platos o ropa u ordenando tu armario. 

Durante las primeras semanas o primeros meses puede gustarte mucho levantarte a la hora que quieras y pasarte el día en ropa interior alternando entre algo de trabajo y televisión. Sin embargo, a largo plazo esta desorganización puede ser contraproducente y causar graves problemas. La clave está en controlar las distracciones a las que te expones en tu hogar y aquí te ayudamos con tres consejos. 

trabajar-desde-casa

1. Establece horarios

Es aconsejable establecer horarios, tal como si trabajaras en una oficina. Imagínate que hay un jefe controlándote y que debes respetar los horarios, tanto de "entrada" al trabajo como de "salida" y de las pausas y comidas. Es fundamental que destines un horario específico para alimentarte correctamente. 

Una de las mayores distracciones cuando trabajas desde casa, es estar hambriento y saber que puedes levantarte de tu silla e ir a la cocina para picotear unas galletas. Una vez que te has levantado te preguntas "¿por qué no mirar un rato la televisión? Sólo serán cinco minutos...". Esos "cinco minutos" se convierten en una hora y acabas perdiendo gran parte de tu valioso tiempo. 

He aquí la importancia de establecer tus propios horarios y respetarlos cuando trabajas desde casa. Piensa que cuanto más respetes tus horarios y cuanto menos te distraigas podrás acabar tu jornada laboral antes y pasar más tiempo con tus amigos o familia y haciendo las cosas que más disfrutas. 

No hay nada peor que dormir hasta el mediodía, comenzar a trabajar a media tarde y acabar a medianoche. Los primeros días te puede parecer genial poder dormir hasta tarde. Sin embargo, una vez que te acostumbres a este ritmo te darás cuenta que comienzas tu jornada laboral cuando tus familiares y amigos la están acabando, por lo que podrías arruinar tu vida social. 

trabajar-desde-casa

2. Escucha música

Uno de los mayores peligros de trabajar desde casa es sucumbir a la tentación de dormir una siesta. A diferencia de una oficina convencional, la oficina en casa te permite levantarte de tu escritorio e ir hasta tu cama en 30 segundos. 

Escuchar música es una gran idea ya que te ayudará a mantenerte despierto. Sin embargo debes tener en cuenta que la música que escuches debe ser únicamente sin letra ya que esto podría distraerte. La letra de una canción puede influir en tu estado de ánimo y en tus emociones. 

Escuchar una canción con un mensaje triste puede amargarte y desconcentrarte. Escuchar una canción con letra alegre y de fiesta puede desconcentrarte también, provocando que que quieras salir a bailar e incentivándote a buscar y escuchar otras canciones de ese tipo. Resumiendo, escuchar música es una gran idea para mantenerte despierto y concentrado cuando trabajas desde casa, sin embargo debes evitar las canciones con letra. 

trabajar-desde-casa

 3. Evita sentarte cerca de una ventana

Si bien la luz natural es óptima para trabajar, las ventanas pueden ser una de las mayores fuentes de distracción. Si te distraes facilmente con cualquier pajarito, deberías evitar trabajar en casa cerca de una ventana. Lo ideal es trabajar en una habitación con ventanas para aprovechar la luz natural, pero evitar estar posicionado de forma que hata contacto visual directo con éstas.

La iluminación natural es muy buena y económica pero también hay que tener en cuenta que la luz directa del sol puede incomodar nuestros ojos y crear brillos molestos, por lo que hay que adquirir cortinas que impidan esto. Las cortinas son ideales ya que evitarán también que te distraigas. Ten en cuenta que deben ser translúcidas, de forma que la pieza se mantenga iluminada.

trabajo-en-casa

Ahora ya sabes cuáles son los principales trucos para evitar las distracciones cuando trabajas desde casa. Si quieres saber más puedes leer este artículo sobre las 12 mejores aplicaciones para aumentar tu productividad