7 trucos para calmar tus nervios en una entrevista de trabajo

Cómo evitar que los nervios te paralicen

Te tiemblan las manos, tu boca está seca y sientes que te has olvidado de todo lo que has practicado. No sólo te pasa a ti, estos son síntomas que casi todos experimentamos cuando nos enfrentamos a una entrevista laboral. No debes preocuparte, esto es completamente normal.

Quieres obtener el trabajo y sientes mucha presión por causar una buena impresión en tu entrevistador y responder adecuadamente a todas las preguntas, por lo que te pones nervioso. Lo importante es evitar que los nervios te paralicen e impidan que tu desempeño en la entrevista de trabajo sea óptimo.

Los nervios son traicioneros y te pueden jugar una mala pasada, por eso es fundamental saber cómo controlarlos. Si quieres saber cómo, deberías leer este artículo ya que presentamos algunos trucos que te ayudarán a mantener la calma, mostrar lo mejor de ti y - en el mejor de los casos - conseguir el empleo de tus sueños. 

1. Duerme bien la noche anterior

Este es un aspecto fundamental a tener en cuenta. No es necesario que te quedes hasta altas horas de la noche preparando la entrevista, esto será peor ya que no podrás descansar adecuadamente. Relájate y acuéstate temprano. Dormir bien y las horas suficientes (ocho horas es lo recomendable) hará que llegues a la entrevista fresco como una lechuga y estés preparado para contestar cualquier tipo de pregunta. 

trabajo

2. Elige el atuendo ideal

Puede que esos tacones de aguja sean preciosos y muy elegantes, pero también puede que te hagan doler los pies y sean bastante incómodos y esto puede jugarte una mala pasada. Es muy importante que cuides tu apariencia pero también es fundamental que te sientas cómodo con lo que llevas puesto. Vístete con ropa que te siente bien, que sea cómoda y que resalte tus atributos. En lo posible, trata de lograr una apariencia seria y responsable, teniendo en cuenta de que debes sentirte cómodo con la ropa que vistes. 

3. Consulta el navegador

Aunque suene un poco obvio, debes llegar a tiempo a la entrevista y para ello deberías consultar tu navegador para estar seguro que tomarás el camino correcto. Comprueba la dirección exacta y cuánto tiempo te tomará llegar hasta allí. Lo ideal sería que fueras hasta el lugar previamente para estar seguro de que puedes llegar sin problemas, pero esto no es siempre posible y podría tomarte mucho tiempo. Estar perfectamente informado del lugar hará que te sientas más tranquilo ya que de esta forma te asegurarás llegar a tiempo. Google Maps es una herramienta ideal para consultar las diferentes rutas. 

trabajo

4. Haz estiramientos

Este es un truco que funciona muy bien y ayuda a que tu cuerpo se relaje. Gira tu cabeza a derecha e izquierda, adelante y atrás. Haz estiramientos laterales poniendo tus brazos por encima de la cabeza. Eleva los brazos y las manos al máximo y ponte de puntillas. Finalmente, con las manos en el pecho, levanta los codos hasta la altura de los hombros, relaja los hombros y echa los codos hacia atrás juntando los omóplatos. Repite estos movimientos un par de veces, relajándote y concentrándote en lo que haces.  Te sentirás mucho más tranquilo y notarás cómo los nervios desaparecen.

5. Toma una bebida dulce antes de entrar 

Tener la boca seca es uno de los síntomas más comunes del nerviosismo, pero beber agua no te ayudará. Toma una bebida dulce caliente o un café azucarado antes de entrar a la entrevista. El azúcar recubre la boca y funciona mucho mejor que el agua. Una vez que estés dentro de la sala de entrevistas seguramente te ofrecerán algo para tomar. Te recomendamos rechazar la bebida para evitar terminar tirándote el agua encima.

trabajo

6. Haz ejercicios de respiración

La respiración programada es un muy buen ejercicio de respiración para calmar el sistema nervioso y la mente cargada de pensamientos. Consiste en que la exhalación sea más larga que la inhalación. Debes escoger de cuántos segundos será tu inhalación, y tratar de que la exhalación unos segundos más larga. Puedes comenzar inhalando dos segundos y exhalando cuatro, realizando una pausa al final de la inhalación, y otra pausa al final de la exhalación.

7. Apaga tu móvil

Libérate cuanto antes de todo lo que te pueda distraer o incomodar. Apaga tu móvil y déjalo en la recepción junto a tu abrigo, tu bolso y cualquier cosa que no necesites llevar contigo a la sala de entrevistas. Si por alguna razón u otra tu móvil llegara a sonar dentro de la sala de entrevistas, esto causaría una mala impresión en el entrevistador, te distraería y podría arruinar completamente el encuentro. Más vale prevenir que curar, por lo que debes apagar el móvil y si es posible dejarlo en la recepción. Ten en cuenta que las alarmas de los teléfonos se activan incluso si éstos están apagados, por lo que nunca está demás quitarle la batería al móvil. De esta forma te asegurarás que nada te distraerá. 

trabajo

Siguiendo estos simples siete pasos te sentirás mejor preparado y por ende estarás más tranquilo y relajado. Si quieres saber más sobre el tema lee estos 18 trucos para controlar tu lenguaje coporal en una entrevista de trabajo.