18 trucos para controlar tu lenguaje corporal en una entrevista de trabajo

La importancia de la comunicación no verbal

Desde el momento en que conocemos a una persona comenzamos a decidir si nos gusta o no, si haríamos negocios con ella o no, si seríamos amigos o no, etc. Es por esta razón que esforzarse por crear una primera buena impresión en aquellas personas que nos interesan es muy importante. 

El lenguaje corporal cumple un rol fundamental en la comunicación y en las primeras impresiones. Es fundamental cuidar nuestro lenguaje corporal en una entrevista de trabajo ya que si queremos conseguir el empleo, será mejor causar una buena impresión en los reclutadores.

Puede llegar a ser muy difícil controlar a nuestro cuerpo y estudiar nuestras expresiones; incluso existe una disciplina que se encarga exclusivamente de ello: la kinésica. De acuerdo con Wikipedia, esta disciplina "estudia el significado expresivo, apelativo o comunicativo de los movimientos corporales y de los gestos aprendidos o somatogénicos, no orales, de percepción visual, auditiva o táctil y solos o en relación con la estructura lingüística y paralingüística y con la situación comunicativa". 

¡Pero no te asustes! No debes ser un experto en kinésica para poder controlar tu cuerpo en una entrevista de trabajo. Solamente debes tener en cuenta estos simples 18 consejos. No te aseguramos que consigas el puesto, pero saber esto te será de gran ayuda e incrementará tus chances de conseguir el empleo de tus sueños. 

Cuerpo

entrevista-de-trabajo

1. Cuando tomes asiento evita cruzar tus piernas. Es mejor mantenerlas un poco abiertas para demostrar que estás relajado y no nervioso. Además, estudios han demostrado que se retiene más información cuando las piernas no están cruzadas.

2. Es muy importante cuidar la postura. Tu espalda debe estar recta pero no rígida, y cuida que tus hombros estén relajados para que no parezca que estás tenso. 

3. También es importante alinear tu cuerpo con el de la persona con la que estás hablando. Esto demostrará que estás comprometido e interesado.  

4. Imita el lenguage corporal de tu entrevistador. Esto demostrará que estás de acuerdo con lo que dice y que lo estás escuchando atentamente. 

5. Inclina tu cuerpo levemente hacia tu interlocutor. Este gesto demuestra que estás prestando atención, escuchando y entendiendo lo que el otro plantea. 

Brazos y manos

entrevista-de-trabajo

6. Los brazos deben estar relajados y abiertos. Al igual que tus piernas esto demostrará que estás tranquilo y absorbiendo la información que te comunican. Nunca cruces los brazos, esto refleja que estás estableciendo una barrera en la comunicación. 

7. Pudes gesticular con tus manos mientras hablas para sustentar lo que estás diciendo. Esto mejorará tu credibilidad y además está comprobado que quien gesticula con las manos mientras habla mejora sus procesos de pensamiento. 

8. Debes saludar al entrevistador con un sólido apretón de manos. No tiene que ser demasiado fuerte (no querrás quebrarle los huesos a tu futuro empleador) pero tampoco demasiado débil. 

9. Si tu entrevistador proviene de otro país, o tu entrevista es en una empresa en el exterior, es importante que te familiarices con las costumbres de su cultura y saber cómo debes saludar, agradecer y despedirte.

Cabeza

entrevista-de-trabajo

10. Es importante asentir con la cabeza y sonreír para demostrar que estás de acuerdo y comprendes lo que tu interlocutor plantea.

11. La risa (siempre y cuando no sea exagerada) es siempre un buen elemento para distendir el ambiente y demostrar una vez más que escuchas a tu entrevistador y que estás de acuerdo con lo que comunica. 

12. El contacto visual es fundamental. Debes mirar a los ojos a tu entrevistador cuando habla para demostrar que estás interesado en la conversación. 

13. Evita parpadear demasiado. El abuso del parpadeo podría transmitir nerviosismo e inseguridad. 

14. Imita las expresiones faciales de tu interlocutor. Esto demostrará que estás de acuerdo con lo que dice y que estás haciendo un esfuerzo para agradarle. 

15. Controla tu voz. Mantén un tono claro y evita acabar las frases como si fueran preguntas. Habla despacio y con claridad. 

Otros detalles

entrevista-de-trabajo

16. Tomar notas durante la entrevista es una buena idea. Esto demostrará que estás comprometido y que realmente te interesas y te preocupas por lo que tu interlocutor explica. Recuerda siempre hacer contacto visual con regularidad para que el entrevistador sepa que le sigues prestando atención. 

17. También es importante observar el lenguaje corporal del interlocutor. De esta forma te darás cuenta cuándo se acerca el final de la entrevista. 

18. Despídete con un apretón de manos firme y haz contacto visual. De esta forma estarás transmitiendo que has disfrutado la reunión y que esperas volver a ver a tu interlocutor pronto. 

Ya ves que son pasos muy simples y fáciles de poner en práctica. Asegúrate de practicar tu entrevista con anticipación para poder aprender a dominar tu lenguaje corporal. Siguiendo estos consejos muy sencillos aumentarás tus chances de ser contratado. Si quieres saber más tips para conseguir empleo puedes leer estos seis pasos para postular a una oferta de empleo exitosamente.