Consejos para hacer frente a las desventajas de trabajar desde casa

Trabajar desde casa y ser feliz

En la actualidad cualquiera que tenga un ordenador con conexión a internet puede trabajar desde casa. El trabajo desde casa puede sonar como el empleo ideal: no tener horarios, trabajar desde la comodidad de tu sofá, pasar más tiempo con tus seres queridos, evitar atascos de tráfico de camino a la oficina, etc.

Sin embargo, si lo pensamos dos veces, trabajar desde casa tiene también sus contras. Puede llegar a ser un trabajo muy solitario, el exceso de flexibilidad se puede volver contraproducente y no olvidemos mencionar que la casa está llena de distracciones, lo que puede reducir la productividad del trabajador. 

A continuación presentamos las principales desventajas de trabajar desde casa junto con algunos consejos muy útiles para sobrellevarlas. Lo importante es hacer un pequeño esfuerzo para hacer frente a los aspectos negativos y así aprender a ser feliz trabajando desde casa. 

trabajar-desde-casa

1. Crear redes profesionales en línea

La primera desventaja y quizás la más obvia es que estás solo. Si te gusta trabajar por tu cuenta, sin que nadie te moleste ni distraiga este tipo de trabajo es ideal. Sin embargo, si te gusta trabajar en equipo, intercambiar experiencias e ideas, quizás te sientas un poco solo. Al trabajar desde casa no tienes esos pequeños placeres que puedes experimentar en una oficina, como por ejemplo la típica charla junto a la máquina de café con los colegas de la oficina.

Sin embargo debes recordar que internet es una herramienta de comunicación y que puedes crear tus propias redes de profesionales con quienes interactuar y compartir ideas. Hay muchos canales por los que puedes hacer esto. Linkedin es una red profesional diseñada para conectarte con los profesionales que desees.

Si todavía no tienes una cuenta en LinkedIn, te recomendamos crear una. Es muy fácil y gratis y te brinda la oportunidad de conocer profesionales de cualquier rubro y de todas partes del mundo. Gracias a esta herramienta puedes participar en grupos de discusión y hacer tus aportes. Si bien trabajar desde casa puede ser solitario físicamente, internet te abre un mundo de relaciones sociales virtuales que puede llegar a ser muy interesante y enriquecedor.

trabajar-desde-casa

2. Acondicionar una oficina

Aunque pueda sonar ideal y muy cómodo trabajar desde tu cama, después de un tiempo puedes llegar a darte cuenta que pasas mucho tiempo en un mismo lugar (tu casa) y te costará relajarte en tu propio hogar, ya que tu mente lo asociará con el lugar de trabajo.

Cuando trabajas en una oficina, tu mente asocia el hogar con el lugar de relajación y libertad. Al trabajar desde casa esto no sucede. Es por ello que es muy importante destinar un único espacio físico de la casa para trabajar ya que de esta forma habrá cierta separación entre el lugar de trabajo y los lugares de diversión y distensión.

Lo ideal es contar con una habitación exclusivamente destinada al trabajo, pero sabemos que esto no siempre es posible. Sin embargo, aunque no cuentes con una habitación extra en tu hogar, puedes acondicionar un rinconcito en el cual trabajarás siempre. Solamente necesitarás una mesa de trabajo, una silla ergonómica y algunos estantes y cajones para mantener tus elementos de trabajo ordenados.

trabajar-desde-casaOtra de las soluciones es ir a trabajar a la biblioteca pública más cercana. Si bien esta alternativa puede reducir la flexibilidad horaria (ya que deberás adaptar tus horarios a los de la biblioteca), es una buena opción para evitar pasar demasiado tiempo en casa.

3. Disciplina

La disciplina es fundamental para hacer frente al exceso de flexibilidad que trabajar desde casa supone. Al no tener un jefe o supervisor que diga lo que debes hacer, y al no tener que cumplir con horarios determinados puede que tu rendimiento no sea el ideal.

Es muy difícil ser tu propio jefe y no sucumbir  a la tentación de pasar la tarde durmiendo la siesta, mirando la televisión o jugando al Candy Crush en lugar de trabajar.

Es fundamental que tengas claro que - como en cualquier trabajo - el trabajo desde casa necesita de tu esfuerzo para funcionar. Si eres demasiado perezoso y no trabajas lo suficiente, hay grandes chances de que no alcances tu máxima productividad y no aproveches tu potencial al máximo.

Una buena idea es definir objetivos y fechas para cumplirlos. De esta forma te estarás poniendo tus propios desafíos y eso será un incentivo para trabajar. Visualiza tus objetivos y trabaja para cumplirlos. 

trabajar-desde-casa

4. Evitar distracciones

Aunque no estés en una oficina llena de gente que puede quitarte tiempo contándote sus planes para el fin de semana, puedes perder tiempo con distracciones que tú mismo creas, como pasar mucho tiempo en las redes sociales o mirando videos en Youtube. También puedes sucumbir a la tentación de acabar haciendo tareas domésticas que podrías hacer en otro momento, como lavando platos o ropa u ordenando tu armario.

Durante las primeras semanas o primeros meses puede gustarte mucho levantarte a la hora que quieras y pasarte el día en ropa interior alternando entre algo de trabajo y televisión. Sin embargo, a largo plazo esta desorganización puede ser contraproducente y causar graves problemas. La clave está en controlar las distracciones a las que te expones en tu hogar.

Es fundamental que destines un horario específico para alimentarte correctamente. Una de las mayores distracciones es estar hambriento y saber que puedes levantarte de tu silla e ir a la cocina para picotear unas galletas. Una vez que te has levantado te preguntas "¿por qué no mirar un rato la televisión? Sólo serán cinco minutos...". Esos "cinco minutos" se convierten en una hora y acabas perdiendo gran parte de tu valioso tiempo. 

Otro de los mayores peligros de trabajar desde casa es sucumbir a la tentación de dormir una siesta. A diferencia de una oficina convencional, la oficina en casa te permite levantarte de tu escritorio e ir hasta tu cama en 30 segundos. Escuchar música es una gran idea ya que te ayudará a mantenerte despierto. Sin embargo debes tener en cuenta que la música que escuches debe ser únicamente sin letra ya que esto podría distraerte. La letra de una canción puede influir en tu estado de ánimo y en tus emociones. 

Las ventanas pueden ser una de las mayores fuentes de distracción. Si te distraes facilmente con cualquier pajarito, deberías evitar trabajar cerca de una ventana. Lo ideal es trabajar en una habitación con ventanas para aprovechar la luz natural, pero evitar estar posicionado de forma que hata contacto visual directo con éstas.

trabajar-desde-casa

5. No gastar energía en explicaciones

Aunque el trabajo desde casa sea cada vez más popular, siempre habrá gente que no comprenderá lo que haces y te catalogará como "el vago que pasa el día en casa". Esto sucederá sobre todo con la generación de nuestros padres y abuelos, ya que gran parte de las personas de este rango etario no están familiarizadas con las tecnologías de la información y puede que no comprendan cómo funciona.

Lo importante es no dejarse llevar por los comentarios negativos y seguir adelante con tu proyecto. Cuando pregunten, trata de explicar tu trabajo de la forma más simple, sin utilizar términos técnicos. Y si no lo comprenden no te molestes, después de todo lo que importa es que tú estés feliz y a gusto con tu empleo.

Si quieres saber más lee estos 10 consejos para ser feliz trabajando desde casa.