Consejos para hacer que crezcan tus ahorros

Gánate unos ahorros por Internet, ¡y mantenlos!

Shutterstock _180233393

Ganar dinero es difícil de por sí, pero lo que es todavía más difícil es no gastarlo al momento. Normalmente se piensa que ahorrar conlleva privarte de todo lo que te hace feliz, pero con nuestros consejos podrás reducir tus gastos sin tener que dejar de lado las cosas que te gustan.

Consejo nº 1. Ponte un presupuesto máximo

Puede parecer un esfuerzo inútil, pero mucha gente comete el error de poner en un papel la cantidad de dinero que pretenden gastar al mes y cuando la sobrepasan, se desmotivan y se desesperan. Para este tipo de cosas se inventaron programas como Excel, que te ofrecen plantillas para crear un presupuesto detallado con secciones separadas, para organizarte bien.

Divide tus gastos por categorías: gastos fijos (alquiler, agua, calefacción, etc.), gastos de comidas, gastos extra (estos últimos también son fijos, siempre acabas comprando algo que no es necesario...), costes adicionales (transporte, facturas de móvil e Internet, mantenimiento del coche), medicación (si la hay) y gastos bancarios. En algunas de las categorías puedes de hecho anticiparte a los gastos y, según tus ingresos, puedes dividir lo que te sobra entre las demás. Es sencillo y a largo plazo funciona de maravilla.

Consejo nº2. No pierdas la cabeza

Todos hemos estado ahí, enfrente de algo que además de ser caro no necesitamos, con miedo a que otra persona venga y se lo lleve... ¡Esta impulsividad es el peor enemigo del ahorrador! Piensa dos veces antes de comprar algo caro, consúltalo con la almohada, mira el presupuesto que tienes y decide qué hacer (también puedes buscar una alternativa más barata, cosa que casi siempre es factible).

Consejo nº3. Márcate objetivos

Haz un plan con objetivos a corto y largo plazo sobre cuánto dinero quieres ahorrar. Con una determinada cantidad en mente, tendrás todo más claro. Ordena tus objetivos siguiendo un orden de prioridades y coloca los objetivos de ahorros más ambiciosos para las categorías de cosas que son más imprescindibles.

Por ejemplo, si comes fuera como diez veces al mes y vas de compras dos, decide cuál de las dos cosas es más importante para ti y de lo que gastabas, gasta la mitad.

Consejo nº4. Utiliza recursos limitados

No repartas tus gastos en varias tarjetas de crédito de las que no puedes llevar la cuenta todo el tiempo. En lugar de eso, paga todo con la misma tarjeta o ten el presupuesto que pretendes gastar en efectivo. De esta manera podrás ver a dónde va cada cosa y no te preguntarás a fin de mes en qué te has gastado tanto dinero.

Consejo nº5. Empieza a escribir una libreta de ''impulsividades''

Vale, esto puede parecer demasiado, pero para los compradores impulsivos que no son capaces de cambiar sus costumbres de la noche a la mañana es la única solución. Escoge una libreta para escribir todos tus errores de compras impulsivas y cada vez que te compres una camiseta solo porque está rebajada y se salga de tu presupuesto, anótalo. A final de mes mira lo que has comprado, piensa qué tienes que reducir y establece tus límites.

Consejo nº6. Haz partícipes a tus seres queridos

Lo mejor es que hagas partícipes de tus intenciones de ahorro a las personas cercanas a ti. De este modo tendrán presente el no llevarte a ciertos restaurantes o comprarte un regalo de Navidad carísimo y que te sientas incómodo. Además, te darán su apoyo, lo cual es un empujón muy fuerte para que consigas de una vez por todas lo que te has propuesto.

 

Untitled Infographic (2)