Hora de trabajar desde casa, ¡organízate!

¿Trabajar desde casa? ¡¿Pero cómo?!

¡Estamos en la era digital! Podemos cruzar el charco en horas cuando antes llevaba semanas. Antes también teníamos que esperar como mínimo un día hasta que nos contestara la persona a la que contactamos, y ahora recibes el email que te escribe alguien desde la otra punta del mundo en menos de un minuto. Eso es lo mejor de la tecnología, ¡que te permite trabajar desde casa!

Si todo es así de rápido y eficiente, ¿por qué parece que todo el mundo va con prisas y estrés? Debería estar todo el mundo tomándose algo en la playa, ¿no? La cosa es que, aunque algunas personas prefieren salir de casa para trabajar (sí, yo también prefiero mi cama...), otras simplemente no están informadas sobre lo fácil que es trabajar desde casa.

Consejos para trabajar desde casa

Ahora que podemos estar en contacto con cualquier persona en cualquier momento, se puede decir que nuestra sociedad está evolucionando. Poseemos una cultura que anima a la gente a estar continuamente activa. Sin embargo, esto puede ser peligroso cuando trabajas desde casa. Por este motivo hemos creado una lista que esperamos que sea de ayuda.

Shutterstock _20222365

Pasa de tu calendario (solo de vez en cuando)

Todos tenemos cosas que hacer, pero eso no quiere decir que se tengan que convertir en el centro de nuestras vidas. A veces nos podemos permitir ignorar la agenda y perder el tiempo viendo la tele y comiendo chocolate.

¡No planees absolutamente todo!

Vale, sabemos que algunas cosas hay que planearlas; no te vas a mudar de ciudad sin mirar pisos, pero no se puede planear cada paso que das, ¡sería agotador!

Aprende a decir que no

Es normal que quieras ayudar a tus amigos y compañeros de trabajo, pero no ser capaz de decir que no te llevará a situaciones de estrés en las que te veas con demasiadas cosas encima, y cuando tienes demasiadas cosas en la cabeza no puedes centrarte en tu trabajo. La atención que pongas a tu trabajo debe estar por encima de todo aquello (tareas, favores a tus amigos...) que tengas previsto a mayores.

¡Mata al mensajero!

No te preocupes, evidentemente no vas a matar a ningún mensajero. Bueno... al menos no literalmente. Eso sí, ¡apaga el móvil de vez en cuando! Cuando no puedas aceptar más trabajos esta puede ser una forma de decir que no. Además, tiene la ventaja de que no te distraerás con los continuos avisos de whatsapp que no te dejan concentrarte en lo que tienes que hacer.

Y ahora, a trabajar desde casa

Esto viene rodado después de saber organizar tu tiempo. ¡Ya estás prácticamente trabajando desde casa! Te organizas como quieres desde tu casa, sabes que los ordenadores y la forma en la que ha evolucionado el mercado hace cada vez más atractivo y rentable el trabajar desde casa, y que tu transbordo más largo sea de la cama al escritorio. Tienes en tus manos el poder de usar tu tiempo como quieras. ¿Que necesitas algo de dinero extra para un capricho? Pues pon unas horas más en tu horario de trabajo y disfruta, ¡te lo mereces!