5 detalles para un buen currículum sin experiencia profesional

No es igual para todo el mundo, claro está. Hay personas que ya han tenido una primera experiencia laboral cuando eran muy jóvenes, otras que todavía no han mandado su primer currículum y otras que, pese a tener un trabajo remunerado, buscan algo relacionado con sus estudios e intereses.

En cualquiera de los tres casos, si no tienes experiencia en el campo que se te exige y nunca te han ofrecido un trabajo, te verás en la situación de no saber qué poner en tu currículum. ¡Que no cunda el pánico! La experiencia profesional puede esperar. Céntrate en todo lo demás.

womanlaptop
1. Formación académica

Escribe sobre tu experiencia académica. Si has completado estudios universitarios, especifica los temas que has tratado durante la carrera. Esto es, nombra las asignaturas que te parezcan más relevantes de manera general, para poder abarcar varios campos sólo nombrando, por ejemplo, cinco, y así mostrar que tienes conocimientos sobre más de un sector. Además de todo esto, no olvides mencionar la materia en la que te has especializado (en el caso de haberlo hecho)


2. Aptitudes personales

Esto no quiere decir que tengas que dar información personal como tu estado civil, sino tus cualidades y experiencias personales. Por ejemplo, partiendo de la base de que no tienes ninguna experiencia laboral, puedes buscar capacidades que hayas adquirido a través de campos de trabajo, salidas al extranjero, cursos, clases particulares... lo más insignificante puede haberte dado una gran capacidad de concentración, o de organización, o puedes haber aprendido también si has trabajado en equipo...


3. Publicaciones

Si has publicado algo, tanto en papel como por Internet, menciónalo, junto con el número de páginas. Esto puede ser artículos escritos o trabajos de investigación (por ejemplo, tu trabajo de final de carrera). También puedes mencionar si tienes un blog personal (en el caso de que sea ''visible'' y no incluyas cosas demasiado profesionalmente incorrectas).


4. Diseño del currículum

Que tenga buena pinta. Un buen diseño es fundamental, ya que muestra que pones atención en los detalles y que te gusta hacer las cosas bien. Además, pueden pensar que eres perfeccionista y que vas a esforzarte en todo como te esfuerzas en el aspecto del currículum. ¿Por qué no poner un poco de esfuerzo?


5. Sé ordenado

No pongas todo tal y como te venga a la cabeza. Organiza, por ejemplo, cuatro categorías y escribe las fechas de la misma forma en todas, y mantén un orden en cuanto a la estructura de las cosas que estas listando (Fecha/Lugar/Nombre de lo que has hecho/Horas, por ejemplo).


¡Manos a la obra!