¿Cómo responder a la pregunta sobre tu mayor debilidad en una entrevista?

Cuando se trata de entrevistas de trabajo, hay algunas preguntas que todos tememos. Una de ellas es la pregunta ¿cuál es tu mayor debilidad? Las razones para plantear la pregunta varían, y pueden ser para comprobar cuan preparado está el candidato, para ver cómo se maneja en situaciones incómodas o para ver si el candidato confiesa una debilidad que le impediría emprender el trabajo con éxito.

Independientemente del objetivo, es necesario estar preparados para responder esta pregunta ya que se ha convertido en una popular entre los reclutadores. He aquí algunos consejos para prepararte:

  

No prepares una respuesta exacta

Tienes que prepararte para responder esta pregunta pero no la ensayes. Puede que tu respuesta cambie ligeramente de acuerdo con el resto de la conversación durante la entrevista. Es importante que des la impresión de que tus respuestas son auténticas.

 

No evites la pregunta

Decir un atributo positivo podría parecer como una buena estrategia para ganar puntos sin admitir una debilidad, pero también puede dar la impresión de falsedad a la persona de recursos humanos. Decir que tu mayor debilidad es que te gusta trabajar demasiado o que eres demasiado perfeccionista, no te hará ganar ningún punto a tu favor.

Recuerda que la persona que te entrevista, tiene varios candidatos para el puesto que buscas, por ende necesitas evitar las respuestas genéricas que no te harán resaltar del resto de los candidatos.

 

Se honesto

Los reclutadores han hecho miles de entrevistas y son capaces de detectar cuando alguien está mintiendo o exagerando. Si mientes, notarán la diferencia comparada con tus respuestas anteriores. El motivo de tener entrevistas, es para conocer a los candidatos y ver cual de ellos podría adaptarse bien a la cultura de la empresa, y mentir no ayudará al reclutador ni tampoco a ti.

tu mayor debilidad

No elijas una debilidad fundamental para el puesto de empleo

A pesar de que ser honesto es importante, no hay que admitir todas nuestras debilidades y sobre todo, ninguna que esté directamente relacionada con el puesto de empleo al que te estés presentando. Si quieres ser vendedor, no deberías decir que tu mayor debilidad es hacer negociaciones. Es importante elegir una debilidad que no vaya a tener un gran impacto sobre el trabajo deseado.

 

Conoce tus debilidades

La mejor manera de ser tu mismo al responder a esta pregunta, es tratar de reflexionar sobre las tareas que te han resultado difíciles en previos trabajos o durante cualquier tipo de tarea, incluyendo en tu vida académica.

 

No menciones debilidades no relacionadas con el mundo del trabajo

Hay que evitar hablar de dramas personales; aunque todos los tengamos, no es oportuno hablar de ellos en una entrevista de trabajo. Tienes que asegurarte de que la debilidad que menciones esté relacionada al mundo del trabajo y no a tu vida personal.

 

Menciona como intentas superar la debilidad

Una vez que hayas dicho tu debilidad, es necesario seguir el discurso aclarando en que manera has intentado superar esta debilidad. Tienes que demostrar al entrevistador que entiendes tus debilidades y que has tratado de mejorarlas.

Una debilidad que has logrado superar o que intentas superar de manera concreta, podría convertirse en una fortaleza. Por ejemplo, si eres estudiante sin experiencia laboral previa, esta debilidad será evidente en tu CV. Puedes decir que a pesar de no tener experiencia en el mundo del trabajo, has desarrollado las herramientas necesarias para ser exitoso en el empleo, durante otras actividades y proyectos en los que has estado involucrado, incluyendo los de tu vida académica.

 

mayores debilidadesSi quieres algunos consejos para tu CV, pulsa aquí: 5 detalles para un buen CV sin experiencia profesional