5 lecciones para ser un trabajador autónomo exitoso

Trabajar desde casa: algunos consejos

El alto nivel de desempleo en España es una de las razones principales del aumento de trabajadores autónomos; gente que quiere ser su propio jefe y trabajar desde casa. Te dejamos unos consejos para poder ser un autónomo exitoso. 

 Shutterstock _192990407l

Mantén al día tu conocimiento del sector y tus habilidades 

Para la gente que trabaja desde una oficina es normal tener seminarios y hablar con otras personas del sector, por ende enterarse de las últimas novedades en el sector en el que se especializan. Pero si trabajas desde tu casa, es fácil que te quedes atrás con lo que está haciendo el resto. Debes tratar de que esto no suceda y mantenerte informado sobre lo que pasa en tu industria. Es importante también que no te quedes atrás con las habilidades que estén sumando tus colegas.

Utiliza Internet para estar al tanto de todo y trata de estar en contacto con gente de tu mismo sector y no aislarte.

 

Presta atención a tu red de contactos

Cuando postules para un trabajo o cuando busques clientes, es importante que tengas un perfil de LinkedIn actualizado y que estés en contacto con gente de tu sector. Esto hará que tu perfil destaque del resto. Si quieres expandir tu red de contactos, podrías participar en seminarios o eventos en tu ciudad para conocer a otros que trabajen en tu sector.

Recuerda que tener conocidos en común con la gente que tiene el poder de decisión podría ser lo que hace la diferencia entre que te den o no el trabajo.

Al mismo tiempo necesitas seguir en contacto con las personas que ya conozcas y con las que hayas trabajado anteriormente. Nunca se sabe cuando podrían necesitar tu ayuda de nuevo.

 

Necesitas estar alerta y responder rápido

Los clientes son impacientes y a veces buscan soluciones para sus problemas bastante rápido. Necesitas responder en tiempo y forma para no perder la oportunidad y que tu cliente potencial llame a otro candidato.

Responder rápido también demostrará que te interesa el trabajo y que estarás dispuesto a ayudar a tu cliente cuando lo necesite.

 Shutterstock _130995740iii

Establece límites

Para no volverte loco, es necesario que establezcas límites para tus clientes. El hecho de que trabajes desde tu casa no quiere decir que te puedan llamar a cualquier hora del día. Necesitas comunicarles cuáles son tus horarios laborales.

Tus clientes también deben saber cuáles son límites de tiempo razonables. Necesitas explicarles cuánto trabajo puedes hacer y en cuánto tiempo para que no pretendan que termines un trabajo de un mes en una semana.

 

No pierdas tu vida social

Trabajando desde casa es fácil perder el ritmo habitual del trabajo desde una oficina. El horario de comienzo y fin no es tan claro y puede que suceda que termines tus días laborables más tarde que el resto de tus amigos. Debes intentar que esto no ocurra y tener horarios más bien fijos para tener el mismo tiempo libre que la gente con la que te juntas para salir.

Tener una pausa del trabajo te vendrá bien ya que te recargará las energías y te servirá de inspiración y motivación. Aunque pueda no parecerlo, tener una vida social además del trabajo es fundamental ya que trabajar desde casa puede resultar solitario de vez en cuando.