¿Cómo combatir el estrés en el trabajo?


El estrés se ha convertido en algo tan común que la mayoría de la gente lo acepta como algo natural e inherente al trabajo en sí mismo, y seguramente sería difícil encontrar a una persona que nunca se haya sentido apática, con ansiedad o falta de motivación. Normalmente este estado, cuando está relacionado con el trabajo, no solo nace de una cosa en concreto sino que tiene que ver con un cúmulo de cosas: el miedo a que te despidan, empleados de mal humor a tu alrededor, unas malas condiciones laborales, una sobrecarga de trabajo, situaciones problemáticas con clientes y compañeros de trabajo, horas extra, un jefe estricto… Por desgracia, la mayoría de la gente acepta este tipo de situaciones como vienen y como algo natural, y no se dan cuenta de que esta situación podría cambiar.

Shutterstock _271192943
¿Por qué aumenta nuestro nivel de estrés?


Una de las razones principales es hacer varias cosas al mismo tiempo; por ejemplo, hablar por teléfono mientras trabajas en un documento de Excel. Puede que no te suponga ningún esfuerzo, pero está demostrado que la calidad final de cada tarea se ve reducida, y tu nivel de estrés y de alerta aumenta considerablemente (hay personas con mucha experiencia en esto... Pero si no eres una de ellas, te afectará).


Interrupciones cada dos por tres


Desconcentrarse puede darse con mucha facilidad cuando está sonando el telefono constantemente o se te pone a hablar un cliente o un companeros de trabajo sin parar justo cuando estabas siendo productivo. Este tipo de cosas hace que disminuya la cantidad y la calidad de lo que estabas haciendo.


Posponer las tareas


Esto se hace muy a menudo, esperando que alguien llegue y resuelva lo que para otros parece imposible. Lo cierto es que no siempre va a hacer otra persona lo que se nos ha asignado a nosotros, así que no tiene sentido perder tiempo para hacer algo dos semanas mas tarde mal y a rastras (y a contrarreloj).


Estar constantemente sentado


Trabajar en una oficina y estar sentado la mayoría del tiempo está de alguna forma relacionado con problemas de salud, y es bueno dar un paseo de vez en cuando, también para desconectar un poco la vista del ordenador y despejar la mente.


¿Cómo superar el estrés?


Hay dos opciones: o eliminar las causas de este, o esperar a sufrir sus consecuencias (cosa que, aunque parezca difícil de creer, hace mucha gente). Resulta evidente, aunque no lo más popular, que debemos prevenir las causas del estrés de antemano y protegernos de él.

Siguiendo esta teoría, el primer paso que debemos seguir es identificar las causas del mismo, pensar en qué tipo de situaciones nos crean estrés y con las cuales no nos sentimos cómodos (a nivel personal, ya que cada persona es diferente). Puede que sea la falta de sueño, el trabajar demasiadas horas (sobre todo cuando se trata de horas extra), no tener claras tus tareas y responsabilidades o una incertidumbre general hacia el futuro. De esta manera podrás tener una visión de lo que ocurre para empezar a intentar cambiarlo.

 Infographicestres