5 características de las ofertas de empleo fraudulentas

Cosas que debes considerar al buscar empleo por Internet

La adopción de Internet dió inicio a una revolución en el mercado de trabajo, por lo que hoy en día es fácil para los solicitantes buscar empleo y para los empleadores contratar. Sin embargo, los estafadores aprovechan de la vulnerabilidad de las personas desempleadas, publicando ofertas falsas para engañarlos.

De esta manera es que a diario aparecen miles de puestos de trabajo inexistentes en varias plataformas, con el objetivo de atraer a muchos solicitantes, que engañados, pagan honorarios o proporcionan información personal creyendo que la oferta de empleo es de confianza.

Es difícil identificar la legitimidad y el origen de una oferta de empleo en Internet, pero hay algunas cosas que todo el mundo debería saber para lograr reconocer estas estafas y evitar ser engañados. La regla de oro de la interacción en línea, ya sea si buscas un trabajo o compras algo, es de verificar la seguridad de la página antes de pagar. Más vale prevenir que curar.

Shutterstock _260681906eee

 

Aquí te dejamos 5 pautas que te ayudarán a reconocer una oferta de trabajo falsa:


1. Si parece demasiado bueno para ser cierto, puede que lo sea

La señal más grande para reconocer un engaño es ver si la oferta de trabajo es poco realista y promete recompensas exageradas. Los estafadores suelen hacer publicidad agresiva y ofrecen sueldos y beneficios poco realistas para llamar la atención de la gente.

Si la redacción de la oferta suena distinta, casi como si estuvieran tratando de venderte algo, es recomendable tener cuidado y no fiarse enseguida. Las compañías legítimas utilizan anuncios informativos.

Ten cuidado con este tipo de anuncios:

"Se buscan vendedores, sueldo de hasta €4,000 al mes, con una comisión de ventas del 20% y horario flexible”
"Únete a nuestro equipo de atención al cliente. ¡Ascenso dentro de 3 meses!”

 

2. Falta de descripciones y requisitos del trabajo

Una oferta de trabajo falsa, se concentrará en los beneficios que el candidato recibirá al ser asumido, y tiende a no dar detalles del trabajo a cumplir ni de los requisitos para obtener el trabajo. Es probable que el anuncio diga que no se requiere ninguna experiencia laboral aun para puestos administrativos o de ejecutivos. Si el anuncio en cuestión declara solo el salario y no habla de las obligaciones del puesto disponible, es muy probable que sea un engaño.

Poniendo el énfasis en el salario, los estafadores se aprovechan de la vulnerabilidad financiera de los desempleados y muchos caen en esta trampa.

Ten cuidado con este tipo de anuncios:

"Gane hasta €500 en tan sólo unos días"

 

3. Ningun trámite

La mayoría de las ofertas de empleo falsas, dicen que van a contratar de inmediato, responden muy rápidamente y no exigen tener entrevistas ni algún tipo de burocracia típica del reclutamiento formal. Si deciden contratarte sin pedirte documentos, recomendaciones o experiencia previa, podría ser un indicador que es una estafa.

Aunque parezca una buena oportunidad, sin pérdidas de tiempo, es improbable que una compañía legítima decida contratar a alguien sin antes comprobar las calificaciones y verificar si el candidato podría integrarse al ambiente laboral.

 

Shutterstock _278999798rrrr

4. La falta de datos de la empresa

Hoy en día los estafadores son cada vez más inteligentes y siguen mejorando sus maneras de engañar a los que buscan empleo. Algunos incluso llegan a utilizar el nombre de empresas conocidas para publicar ofertas de empleo, creando sitios web duplicados y utilizando correos electrónicos para parecer más convincentes.

Sin embargo, pueden ser reconocidas con tan solo buscar el nombre en el motor de búsqueda, y ver si la página oficial coincide con la de la oferta del trabajo. También puedes ver en las redes sociales si existe el perfil de la persona o empresa que ofrece el puesto de trabajo.

Con respecto a los correos electrónicos sospechosos, debes comprobar que el contacto que te está contactando sea seguro. Ten en cuenta que a menos que no estés ocupando un puesto en una empresa muy importante, es improbable que sea la empresa misma la que te contacte sin que hayas postulado a un anuncio.

 

5. Pago por inscripción

La estafa clásica en Internet - que una página te pida que pagues para registrarte al sitio. En Internet hay muchas páginas gratuitas con ofertas de empleo, no necesitas pagar para verlas. Normalmente las empresa de reclutamiento, reciben el dinero por parte de la empresa para la cual trabajan una vez que encuentran al candidato justo para el posición y no del candidato mismo.

Aunque es recomendable seguir estas pautas, tienes que tener en cuenta que los estafadores que tienen cada vez más experiencia mintiéndole a la gente, seguramente intenten recoger dinero o información de otras maneras. El instinto nunca miente, y si te parece que una página no es de fiar, es mejor no confiar y buscar otro anuncio.

 

¿Cómo protegerse de las ofertas de trabajo fraudulentas?

No hay manera de que podamos evitar encontrar ofertas falsas y ser escéptico con este tipo de cosas nunca viene mal.