Trabajar desde casa: ¿cómo utilizar tus pausas de manera efectiva?

La importancia de tomarte pausas y cómo afectan tu trabajo

¿Te sientes cansado hace días y no sabes bien por qué? Puede ser que necesites un descanso. Piénsalo, al trabajar desde casa te exiges a ti mismo muchas horas seguidas de trabajo todos los días, y así poder terminar muchos proyectos. A la larga tu cuerpo no logra mantener el ritmo y se agota. Empiezas a sentirte cansado, débil, aburrido y poco productivo. Es normal. El secreto no es esforzarse a mil hasta que termines un proyecto. Esto no es una carrera, es un maratón. Si te exiges demasiado, te cansarás antes. 

Pero antes de que abras Facebook para ver tus notificaciones y ponerte a husmear que hacen tus amigos y tus conocidos, sigue leyendo, porque no es suficiente dejar de trabajar y hacer cualquier cosa. Hay muchas maneras de distraerte y ganar energía, pero no todas te ayudarán de la misma manera. Aquí tienes una lista de sugerencias de cosas que puedes hacer durante tus pausas para lograr ser más productivo cuando trabajas desde casa.


Aparta la vista de la pantalla por 20 segundos

Si estás constantemente mirando la pantalla de tu ordenador, deberías seguir la regla 20-20-20 para reducir la fatiga en los ojos. La regla indica que cada 20 minutos, tienes que apartar la mirada de tu ordenador por 20 segundos y mirar algo a 20 pies de distancia, osea a 6 metros. Si veinte segundos no te parecen suficientes o ves que no te son de ayuda, lee el siguiente consejo.

 

Mira por la ventana y busca algo verde durante 40 segundos

Un estudio de la Universidad de Melbourne demostró que mirar a un paisaje verde por tan solo 40 segundos, puede aumentar tu concentración y tu nivel de productividad. La investigación se realizó con un grupo de participantes a los que se les pidió que hagan una tarea aburrida que requería bastante concentración. En la mitad del ejercicio, los participantes tuvieron 40 segundos de pausa en la que la mitad del grupo pudo contemplar un techo con plantas, pasto y flores, mientras que la otra mitad del grupo tuvo como paisaje un techo de cemento sin nada verde. Los resultados fueron favorables para la mitad del grupo que pudo admirar el paisaje con naturaleza. Si tienes la suerte de tener un paisaje natural con plantas y flores a la vista, contemplar el paisaje por menos de un minuto refrescará tu capacidad de atención.

 

Shutterstock _212320477yy

Mira videos de animales durante 10 minutos

Si eres un amante de los animales, este consejo te encantará. La ciencia está de tu parte y apoya la idea de que mirar a gatitos puede beneficiar tu trabajo. Sí, has leído bien. Un estudio japonés del 2012 revela que mirar fotos de animales que te parecen lindos y adorables, tiene un efecto positivo en tu productividad. Piensa en cachorros gorditos, bebés de panda y gatos que juegan entre ellos.

El informe concluye que aprovechar el poder del "kawaii" (palabra japonesa que significa ternura), no sólo nos hace más felices, sino que también estimula a que tengamos una conducta positiva. Si sigues a animales en Instagram o tienes una cuenta de Pinterest, tendrás para llenarte los 10 minutos de sobra.

 

Haz yoga por 20 minutos

Según un estudio de la Universidad de Illinois, hacer yoga puede aumentar tus funciones cerebrales. En la investigación, se les pidió a los participantes que hagan ya sea una clase de yoga o una sesión aeróbica. Después de la lección, los participantes tuvieron que hacer una evaluación cognitiva, en la cual se vio que aquellos participantes que hicieron yoga se desempeñaron mejor. Además de ayudar a que te enfoques y que seas más productivo, hacer yoga, por más que sean pocos ejercicios al día, también ayuda a equilibrar el cuerpo y a despejar tu mente.

Aprovecha que trabajas en casa y utiliza tus descansos para hacer yoga, incluso hay ejercicios de yoga simples que puedes hacer sentado en una silla en tu escritorio. Puedes encontrar varios videos de movimientos de yoga en Youtube. ¡Verás que te sentirás más enérgico al terminarlos!

 

Duerme una siesta de 45 minutos al mediodía

Durante años, y para algunos incluso hoy en dia, estaba mal visto que alguien durmiera en los horarios de trabajo. Aquella persona pasaba hacer el vago del grupo y tenía reputación de no trabajar nada durante el dia. Sin embargo, hay evidencia científica que demuestra que hay muchos beneficios en dormir una siesta al mediodía.

En lugar de combatir el cansancio comiendo snacks con azúcar o con dosis extra de cafeína, tienes que saber que está científicamente probado que tomar una siesta es la manera más saludable de combatir el sueño. Al trabajar desde casa, eres tu propio jefe, o al menos no tienes tu jefe dando vueltas por tu escritorio, por lo cual puedes elegir los horarios que te queden más cómodos para trabajar. Esto también significa que tienes la libertad de descansar por un rato y tomarte un siesta para luego levantarte y sentirte más enérgico.

Los beneficios de las siestas son un aumento en tu estado de alerta mental, sentimientos positivos, la mejora de la creatividad, la productividad y la salud en general. Bastantes beneficios como para que no te sientas culpable al dejar que tus ojos se cierren por un ratito.

Un estudio de Harvard revela que el aprendizaje y la memoria pueden mejorar cinco veces más, con una siesta de 45 minutos. Tomar siestas mejora nuestro hipocampo, un área en la que nuestro cerebro se encarga de almacenar la nueva información en nuestra memoria a largo plazo. Curiosamente, incluso el anticipar de una siesta disminuye la presión arterial, según un estudio británico. Así que si te sientes cansado, no lo dudes y duerme un rato. ¡Eso sí, no exageres - tampoco puedes dormir toda la tarde!

 

Shutterstock _248790649yyy

Come bien y durante una hora

Cuando se trabaja desde casa, es fácil perder las ganas de cocinar y comer lo que sobra en la nevera. A veces lo más fácil es ir picando tonterias durante el día y no tener horarios fijos para comer, sobre todo si estas estresado o muy ocupado en algún proyecto que debas terminar dentro de poco. Esto es un error. No importa lo ocupado que estés con el trabajo, no puedes saltarte la comida del mediodía.

La comida es tu combustible. Recuerda que lo que comes y la cantidad que comes, determina el nivel de energía que tienes durante el dia. Comer muy poco o comer porquerías, no te dará los nutrientes que necesitas para concentrarte y trabajar duro. Puede que lo logres un día, dos, quizás hasta tres. Pero a la larga no te ayudará.

Además, al hacer varias cosas a la misma vez, crees que te estás haciendo un favor ya que haces más cosas en la misma cantidad de tiempo. Otro error. Si te tomas una hora para no hacer otra cosa que comer, te sentirás más descansado y por ende más eficiente. Al fin y al cabo, la idea de tener una pausa es de descansar del trabajo. A partir de ahora, haz un compromiso contigo mismo y prueba algunos de estos consejos para tus descansos. Los resultados te podrían sorprender.


¿No es hora de tomarte un descanso?

 

 

Gardner, Jane. "Glancing at a Grassy Green Roof Significantly Boosts Concentration." The Melbourne Newsroom. The University of Melbourne, 25 May 2015. Web. 

Nittono, Hiroshi, Michiko Fukushima, and Akihiro Yano. "The Power of Kawaii : Viewing Cute Images Promotes a Careful Behavior and Narrows Attentional Focus."Graduate School of Integrated Arts and Sciences, Hiroshima University, 26 Aug. 2012. Web.