Trabajo desde casa: ¿Me quedo en pijama o no?

Consejos sobre cómo vestirte cuando trabajas desde casa

A nadie le interesa realmente qué es lo que usas trabajando desde casa, y si lo deseas, puedes incluso elegir quedarte en pijama todo el día. Quizás, esta sea incluso una de las razones por las cuales has decidido trabajar desde casa. Aunque sea tentadora la idea de estar cómodos en pijama por casa, hay gente que dice que esta no es una buena idea.

Shutterstock _220928845_770x 514gg

Estudios demuestran que la elección de ropa puede afectar lo que pensamos de nosotros mismos y el modo en el que trabajamos. Un estudio estadounidense del 2007, realizado por Peluchette y Karl, demostró que la mayoría de los empleados de una empresa se sentían más productivos y con más autoridad cuando usaban un traje para el trabajo.

La psicóloga Karen Pine explicó en una entrevista para Forbes que las personas tienden a adoptar un comportamiento distinto según la ropa que llevan puesta. La doctora explicó que la ropa tiene un valor simbólico para nosotros: hay ropa que asociamos al descanso y otra al trabajo. Esto quiere decir que mezclar las dos podría alterar nuestra percepción y resultar en una disminución de productividad al no usar la ropa adecuada para la situación en la que nos encontramos. Por ende, usar pijama trabajando desde casa, podría llegar a darte la sensación de estar en un momento de descanso, cosa que no va a ayudarte a que trabajes más arduamente.

Shutterstock _126796373dd

Trabaja desde casa con estilo

Resumiendo, vestirte bien aunque hagas tu trabajo desde casa puede aumentar tu autoestima e incluso meterte en un estado de ánimo listo para trabajar, mientras que estar en pijama todo el día hará que pospongas tus fechas tope y no ayudará a que te concentres.

Así que la próxima vez que trabajes desde casa, considera estos efectos psicológicos al elegir como vestirte. Recuerda, aunque sea muy cómodo, estar en pijama todo el día no es el mejor atuendo para ayudar a tu nivel de productividad ya que tu mente lo asociará a un momento de relax. Además, ¡estarás siempre preparada para abrir la puerta a visitantes inesperados!