¿Cómo ahorrar dinero en los parques de atracciones?

1. Ven preparado

Es importante que planees tu dia para evitar tener que comprar cosas que podrías haber traído de casa. Necesitas saber si tienes que llevar un paraguas, una sudadera de más, una camiseta, crema solar, en fin, cosas que seguramente tienes en tu casa y que suelen ser bastante caras en el parque. Si tienes ganas de ir a las atracciones de agua sin mojarte, recuerda traer un poncho impermeable o una toalla pequeña para secarte al bajar de la atracción. Otra cosa que no puede faltar son las gafas de sol - ¡nos lo vas a agradecer cuando veas a tus amigos con caras arrugadas en las fotos tratando de sonreír para la cámara con el sol de frente!

 Shutterstock _138848366uu

2. Desayuna antes de llegar

El desayuno en los parques de atracciones es casi tan caro como la comida o la cena. Te conviene ahorrar un poco de dinero desayunando en tu casa. Si estás de vacaciones y no tienes tu propia cocina, te aconsejamos ir a un bar local para desayunar ya que seguramente será más barato que hacerlo en el parque de atracciones.

 

3. Trae comida y bebida

Comer y cenar en los parques de atracciones es bastante caro. Esto es porque la ganancia de todos los puestos va a parar al mismo bolsillo, por lo cual no suele haber una opción barata - además es improbable que haya una opción barata y saludable al mismo tiempo. Puedes traerte una ensalada en un tuper o unos bocadillos. No te olvides de traer agua mineral, especialmente si decides ir al parque en verano; a veces con lo entretenidos y distraídos que estamos en los parques nos olvidamos de hidratarnos - no cometas este error.

Te recomendamos también llevar algún snack que puedas comer para saciar el hambre entre el desayuno y la comida, para no tener que comprarlo en el parque. Normalmente todo tipo de alimentos están permitidos, con la excepción de los envases de vidrio o de las bebidas alcohólicas.

 Shutterstock _137877155ee

4. Visita el parque en temporada baja

Todo se vuelve más barato en temporada baja. Los parques de atracciones necesitan atraer a más visitantes en los momentos en los que el clima no es tan bueno y cuando la gente termina las vacaciones y empieza a trabajar. Si logras conseguir vacaciones durante la temporada baja, lograrás ahorrar bastante dinero. Además, el parque no estará tan lleno, y no tendrás que perder tanto tiempo esperando en la cola. Los precios de temporada baja suelen ser entre septiembre y marzo con la excepción de diciembre.

Asimismo, trata de evitar ir a celebrar días de fiesta a los parques de atracciones si quieres ahorrar dinero. Por más que no se celebre tanto como en Estados Unidos, ir a un parque de atracciones en Halloween puede que te cueste más que ir en un día normal de la semana. Así que infórmate antes de ir al parque o de comprar las entradas por Internet.

Si no puedes planear tus viajes en temporada baja, trata de ir un día entre semana y evitar el fin de semana que es cuando la entrada sale más cara.

 

5. Aprovecha las ofertas especiales

Los parques temáticos suelen ofrecer descuentos especiales durante la temporada baja para promocionar el negocio. Es posible también encontrar cupones de descuento para entrar al parque o para comprar regalos o comida.

Una buena manera de enterarnos de los descuentos, es seguir el parque de atracciones en Facebook y Twitter. 

 

6.Compra los tickets antes de tu visita

Comprar el billete para entrar al parque en el mismo día puede salirnos bastante más caro que comprarlo anticipadamente. Te conviene planear bien tu viaje y comprar los tickets por Internet. Si sois mucha gente, podéis aprovechar los billetes de grupo que cuestan menos.