5 cambios que te harán ahorrar dinero

La cantidad de cosas que hay que pagar todos los días a veces parece interminable; una factura por aquí y otro gasto por allí, y llegamos a fin de mes con ganas de llorar y ansiosos de recibir el próximo cheque. Pero hay maneras muy sencillas de evitar algunos gastos y ahorrar un poco más de dinero para llegar a fin de mes un poco más tranquilos. 


1. Compra en grandes cantidades

Hay artículos que vas a necesitar toda la vida y que no tienen fecha de vencimiento. Para ahorrar, puedes comprarlos en grandes cantidades y guardarlos en tu casa para cuando los necesites. Además, te ahorrarás algunos viajes al supermercado.

Algunos ejemplos de artículos que puedes comprar en grandes cantidades pueden ser el papel de cocina, papel higiénico, algodones para quitarte el maquillaje, jabón, etc. Eso sí, antes de comprarlos, asegúrate de tener suficiente espacio en tu casa para guardarlos.

Para ahorrar también puedes comprar estos artículos con otros familiares o amigos. Al llevarte más artículos, el coste por artículo disminuye.

Asimismo, si ves ofertas de carne en el supermercado, que suele ser bastante cara, acuérdate de que puedes meter lo que no consumas el mismo día en el congelador hasta que lo necesites. ¡Así que aprovecha las ofertas para ahorrar dinero!

 

2. Cultiva tus propios alimentos

Como todos sabemos, salir a comer a restaurantes o incluso en cafeterías y bares puede ser bastante caro, sobre todo si es algo que se hace con frecuencia. Es cierto que comprar cosas en el supermercado es más barato, pero lo que sale aún más barato a la larga es cultivar tus propios alimentos.

Si tienes la suerte de tener un patio con jardín, puedes hacer una mini huerta y plantar verduras y frutas. No sólo puede convertirse en un hobby u otra manera de entretenerte, pero te sentirás orgulloso al ver tus verduras crecer. Si no tienes un jardín, también puedes ahorrar dinero plantando unos tomates o albahaca en una maceta. Shutterstock _270580610

3. Deja de usar tanto el coche

En España todavía somos bastante dependientes de esta forma de transporte, pero deberíamos aprender de los países nórdicos como Dinamarca o Suecia donde andar en bicicleta se ha vuelta la norma, y no tener un coche.

Al ir a todos lados en bicicleta, no sólo estarás haciendo un buen ejercicio, si no que además le harás un favor al medio ambiente y ahorrarás en el mantenimiento del coche y en la gasolina. Ahorrarás también en el parquímetro y en horas de tu vida atascado en el tráfico.


4. Altera tu propia ropa

Puede que no sea una de tus cosas preferidas, pero aprender a coser te podría hacer ahorrar bastante dinero. A veces algunos defectos en la ropa son tonterías que pueden arreglarse en cuestión de segundos, pero al no saber coser, decidimos llevarlos a arreglar.

Si aprendes a coser podrás no sólo arreglar la ropa que tiene defectos o que se rompe un poco, pero podrás aprender a reutilizar tu ropa y transformarla en indumentos distintos sin tener que comprar ropa nueva. No tendrás que regalar mas bolsos que dejes de usar, ni tirar las bufandas que ya no uses. Puedes reciclarlos y crear nuevas prendas que te gusten más.

 

5. Comprar objetos de segunda mano

Comprar prendas, muebles o libros de segunda mano no quiere decir comprar objetos arruinados que ya están para tirar. Es posible encontrar artículos que se han utilizado muy poco o que incluso tienen todavía la etiqueta. Puedes comprarlos por Internet en páginas como Ebay o tiendas de segunda mano como por ejemplo negocios de caridad.

También puedes comprar artículos para el hogar como platos o electrónicos. No olvide fijarte en las redes sociales como Facebook para ver si hay ventas de garaje cerca de donde vives.