Los 10 errores más grandes que estás cometiendo con tu presupuesto

Tener un presupuesto es fundamental ya que te permite tener una idea clara de tus finanzas y así saber cuanto puedes gastar y cuando es mejor evitar tener gastos. Pero es fácil cometer errores cuando se hace un presupuesto. Te dejamos una lista de errores comunes que la gente suele cometer al hacer un presupuesto para que los evites.

 

1. Estimar cuánto gastas

Antes de poder tener un presupuesto, es importante tener una idea clara tanto de tus ganancias como de tus gastos. Necesitas saber qué gastos son imprescindibles y cuáles pueden evitarse. También necesitas tener una idea de cuánto dinero gastas en caprichos. Adivinar estos gastos no te servirá de nada, ya que el presupuesto tiene que ser lo más preciso posible.

Si no tienes una idea clara de cuánto gastas y cuánto ahorras, puedes empezar con un mes de prueba en el que anotes todos tus gastos, incluso los pequeños que pueden parecer insignificantes - ¡a la larga todo suma!

El primer presupuesto que hagas puede que no sea perfecto, por lo cual date un mes de tiempo para probar tu presupuesto y de ahí ver si necesita cambios y más flexibilidad.

 

2. Olvidarse de ahorrar para lo inesperado

Por más que tengas algunos gastos fijos y otros variables que hayas anticipado, es bastante seguro que tendrás algún gasto inesperado. Es importante incluir una cantidad realista en tu presupuesto para poder crubrir estos gastos y no estar desprevenido si ocurre algo. Puede ser un fondo de emergencia o una suma que tengas fija en el presupuesto. Si no la llegas a necesitar, puedes meterla de lado como ahorros para ese mes, pero no disminuyas el presupuesto para emergencias en el mes siguiente, nunca se sabe.

budgeting
3. Tener expectativas poco realistas

Uno de los puntos fundamentales es que el presupuesto tiene que ser realista. Es un ejercicio inútil hacer una estrategia inalcanzable ya que durará un mes o dos y probablemente acabes no siguiéndolo.

Está claro que no vas a dejar de comer o comprarte cosas necesarias para gastar menos. Necesitas tener claros los gastos que son fundamentales y que, por más que quieras, no podrás dejar de tener.

 

4. Hacer un presupuesto en base a tu ingreso bruto

Aunque parezca obvio, son varias las personas que cometen este error. Sea lo que sea que ganes, no puedes hacer un presupuesto sobre ganancias que no son reales. Necesitas hacer un presupuesto sobre el dinero que recibes en la mano después de las deducciones de los impuestos y varios seguros entre otras cosas.

 

5. No tener en cuenta alternativas más baratas

Puede ser que para gastar menos hayas decidido reducir tus gastos. Esta no es una mala idea, pero puede que no hayas considerado cambiar de servicio y buscar uno más barato para poder tener un estilo de vida parecido al que llevas ahora, pero ahorrar algo más de dinero mientras tanto.

Lo primero que necesitas hacer es fijarte en tus facturas y ver si alguna parece más alta de lo que debería ser - a veces suele pasar, es invierno y llega una factura de la calefacción altísima que no nos esperabamos. Es cierto que puedes bajar el consumo para evitar volver a pagar una barbaridad, pero también puedes cambiar de proveedor para tener una tarifa más asequible.


6. Tener demasiadas cuentas

Al tener varias tarjetas de crédito y cuentas bancarias, es más fácil perder la noción de lo que se está gastando, sobre todo en efectivo. Simplificar siempre es mejor para poder llevar rastro de todos tus gastos.

 

presupuesto

7. No ajustar el presupuesto

El presupuesto no debe ser algo fijo, ya que para mejorar la situación financiera, es necesario hacer ajustes de vez en cuando según los gastos. Si ves que el mes anterior gastaste demasiado en compras u otras formas de entretenimiento, es importante que ajustes tu presupuesto para evitar gastar de más todos los meses. Darse un gusto cada tanto está bien, el problema surge cuando esto se vuelve una rutina.

Además, los ingresos cambian de año en año, por lo cual es fundamental ajustar el presupuesto para que siga siendo relevante.


8. Usar dinero dedicado a otras categorías

Si has hecho un presupuesto y has usado todo el dinero que hayas puesto de lado para regalos por ejemplo en la época de Navidad, debes intentar no coger dinero de otras categorías. Si has hecho el presupuesto de esta manera, es porque has intentado no gastar de más en una cierta categoría. Comer menos para ahorrar en comida y poder gastar más de compras no le hará bien a tu bolsillo a la larga.


9. No tener ningún entretenimiento

Tratar de ahorrar dinero no quiere decir necesariamente dejar de hacer cosas divertidas. Lo importante es hacer todo en la medida justa y sin exagerar. Además, si no te dejas nada de dinero para hacer cosas divertidas, a la larga terminarás cogiendo dinero de otras categorías para salir con tus amigos, y terminarás gastando más de lo que tendrías que gastar.


10. Pensar que no necesitas tener un presupuesto

Por más aburrido que sea y por mucho tiempo que requiera, tener un presupuesto es algo necesario si quieres ahorrar dinero. Sin esfuerzo no lograrás conseguir los objetivos financieros que te has propuesto.