Todo lo que hay que saber sobre la orientación vocacional: ¿Vale la pena o es mejor ahorrarse el dinero?

El coaching (o entrenamiento) de vida y de vocación es una tendencia relativamente nueva en Europa, pero son siempre más las personas que recurren a la ayuda de un profesional para ser guiados en la búsqueda de un empleo. Hoy en día, la búsqueda de trabajo en el periodo de crisis laboral puede ser estresante e intimidante y al no tener apoyo, es normal sentirse desalentados y hasta algo desesperados.

Los orientadores vocacionales están para motivar a la gente, ayudar con la búsqueda de un puesto de trabajo y a determinar tus objetivos. Pero, ¿salvan realmente la vida de los desempleados o es todo una gran pérdida de dinero?

 

¿Qué es exactamente un orientador vocacional?

Una persona que orienta al cliente de acuerdo con sus metas y objetivos, para poder mejorar el proceso de la búsqueda de empleo. Los entrenadores son consejeros, mentores, tutores. El proceso se basa en una estrecha relación basada en la confianza y en el respeto mutuo.

La mayoría de los orientadores tienen algún tipo de educación para ejercer su trabajo, pero no todos están certificados profesionalmente en el área. Sin embargo, muchos de ellos tienen experiencia y pueden compartir algunas ideas sobre la búsqueda de empleo con sus clientes.

 orientador vocacional

¿Qué puede hacer un orientador vocacional por ti?

Dado que la búsqueda de un puesto de trabajo puede ser algo difícil y que los rechazos continuos pueden provocar desmotivación, el objetivo principal de los orientadores vocacionales es apoyar a sus clientes y asegurarse de que sigan sus metas.

La primera cosa que un orientador vocacional hace, es discutir lo que el cliente desea lograr y preguntar cosas como por ejemplo: "¿Dónde te ves a ti mismo en el futuro y cuán cerca estás de alcanzar ese objetivo?" Esto tiene como objetivo aclarar las metas del cliente para lograr pensar en una estrategia apropiada con el fin de que ambos puedan tener un entendimiento mejor de los resultados que se deben alcanzar.

A partir de ese momento, el orientador vocacional puede ayudar al cliente a escribir un currículum vitae y una carta de presentación y a prepararse para eventuales entrevistas de trabajo. Ellos sugieren nuevas formas de llevar a cabo la búsqueda de empleo y supervisan todo el camino hasta que el cliente llega a su meta.

Otra cosa que la gente encuentra difícil de hacer es analizarse a sí misma, en preparación para responder preguntas sobre las calificaciones y las propias habilidades durante la entrevista de trabajo. Los orientadores vocacionales pueden ayudar a identificar las fortalezas y las debilidades claves y pensar en otras industrias que el cliente no haya considerado.

 

¿Qué es lo que tienes que hacer para que funcione?

Lo más importante que debes hacer cuando contrates a un orientador vocacional, es hacerlo sin ningún tipo de prejuicio y estando abierto a recibir nuevas ideas. Es importante que exista confianza con tu orientador; para construir este tipo de relación con tu orientador, es importante que sigas algunas pautas para elegir a la persona apropiada.


¿Cómo elegir el orientador correcto?

Hay dos maneras de encontrar un orientador vocacional: a través de una agencia o buscando autónomos. La elección depende de la prioridad que le des a las credenciales; si buscas tener una relación más personal con alguien, puede que estés más interesado en el nivel de experiencia y no en las credenciales que tengan los candidatos.

Ten en cuenta también el tipo de entrenamiento que necesitas para tu búsqueda de empleo: si necesitas alguien que te ayude a buscar un empleo en España o a nivel internacional, alguien que te siga a nivel más personal o solo por Internet. Ten en mente que puede que necesites bastante tiempo para encontrar a la persona perfecta para tus necesidades.

 Shutterstock _200337779uu

¿Cuánto cuesta?

Los precios varían de acuerdo a algunos factores: si has elegido una agencia o un autónomo, si la persona tiene credenciales profesionales, si son novatos o tienen años de experiencia y son conocidos, y en base a la cantidad de tiempo que necesitas con ellos.

Las agencias tienden a ofrecer tasas ligeramente inferiores, pero es raro que logres tener una relación estrecha con el orientador ya que puede estar hablando con diferentes clientes a la misma vez. Por otro lado, los antecedentes y las referencias son más fáciles de encontrar.

Los trabajadores autónomos determinan sus tarifas de acuerdo a su campo de experiencia y a la industria en cuestión. Es más facil negociar con ellos, pero asegúrate de tener un contrato formal y de comprobar sus calificaciones para justificar el precio.

Los precios pueden variar entre €90- €500 por sesión, pero con un compromiso de más tiempo y el contrato firmado, los precios pueden bajar a 40€ por sesión.

Si no quieres pagar tanto, también puedes asistir a cursos de orientación profesional con un grupo de personas que están pasando por los mismos problemas a los que te estás enfrentando, donde todos tienen la oportunidad de intercambiar experiencias y ayudarse los unos a los otros.

 

Conceptos erróneos sobre los orientadores vocacionales

Si estás pensando en contratar a un orientador para que te ayude, asegúrate de no tener expectativas poco realistas. Estos son los conceptos erróneos más comunes que tiene la gente sobre estos profesionales:

Encontrar un trabajo está garantizado

Son especialistas pero no hacen milagros y su objetivo es sólo el de ser una guía. Por lo cual es posible que no obtengas los resultados que deseas de inmediato o quizás no logres encontrar tu trabajo ideal.


Ellos harán todo el trabajo

El rol de ellos es de ser asistentes, no de hacer todo por ti. Te ayudarán a llenar todos los documentos necesarios pero no lo harán por ti. Todo el proceso depende de las fuerzas que le metas para encontrar un empleo; la responsabilidad del orientador es la de mantener tu motivación alta y apoyar tus decisiones o aconsejarte sobre cómo proceder.


Son todos unos estafadores

Si bien puede haber algunos orientadores de no fiar por ahí, muchas personas han dedicado su tiempo y su educación para convertirse en profesionales en este campo para poder ayudar a gente que lo necesita. Por lo cual, puedes estar tranquilo, la mayoría de los orientadores son personas capacitadas que quieren ayudar a sus clientes.