Ganar dinero aprendiendo técnicas de ahorro

¿Sabías que el ahorro también incrementa tu cuenta del banco?

Vivimos en la era del consumismo descontrolado. Cada vez nos conformamos con menos y todo se nos queda anticuado más rápido. Y por si fuera poco, se nos ha olvidado que compartir es una opción. He aquí algunos consejos de ahorro para mejorar nuestra situación económica sin renunciar a nuestras necesidades del siglo veintiuno.

 

# 1: APRENDE A COMPRAR ROPA

 

Ponte delante de tu armario y hazte una idea del porcentaje de ropa que utilizas realmente. Una vez te hayas dado cuenta de que es inferior a lo que esperabas, decide qué quieres quedarte y el resto regálalo, dónalo o véndelo de segunda mano para hacer un dinero extra.

A continuación puedes irte de compras, pero ésta vez, con una idea previa del tipo de prendas que utilizas más a menudo y qué te falta realmente en el armario, así volverás a casa con una buena compra y un dinero bien invertido. 

Algún consejillo extra:


    Compra ropa básica y fácilmente combinable

    Busca buenas ofertas (en su mayoría online)

    Añade complementos a tus outfits qué les den un aspecto diferente.

 

# 2: COMPARTIR ES VIVIR

 

¿Recuerdas cuando había un solo ordenador en casa, un par de teléfonos fijos y un coche de familia? Pues bien, no necesitas quedarte en esa era paleolítica pero tampoco hace falta abusar.

A día de hoy es imposible vivir sin un teléfono móvil personal, pero ¿qué hay de tu ordenador? Si no lo necesitas para trabajar, puedes compartirlo con un ser cercano (novio/a, hermano/a) ya que todo lo relacionado con nuestra vida privada, como redes sociales, mail, contactos personales, etc.  lo tenemos registrado en nuestro smartphone.

Y por último, aunque no por ello menos importante, hazle un favor al medio ambiente y a tu bolsillo, dejando tu coche en el garaje más a menudo. Notarás el ahorro.

Sigue leyendo: Trucos para el ahorro diario

 

# 3: LOS JUGUETES DEL SIGLO XXI SON CAROS. APRENDE A JUGAR

 

 Cuando nos compramos un móvil / tablet / ordenador nuevo, nos parece el mejor juguete del mundo. Encontramos un montón de utilidades en él y nos sentimos orgullosos de mostrarlo al mundo. Sin embargo, con el paso del tiempo dejamos de darles el mismo uso o incluso de sentirnos afortunados de tenerlo. Por el contrario, empezamos a envidiar los nuevos modelos de nuestros amigos y empezamos a infravalorar unos juguetes que nos costaron su buen dinero hace apenas un año.

Si bien es difícil sobrevivir a la nueva era digital sin estar a la última en tecnología, no es necesario tener el último modelo ni el más caro, porque al fin y al cabo, todos los móviles llaman y reciben mensajes de la misma manera.

 

En resumen, gástate el dinero en lo que te haga feliz, pero reserva un dinero extra para cosas más importantes, o simplemente para hacer un viaje interesante de vez en cuando y así darle un buen uso a la cámara de tu móvil.

 

Por Leticia Ferrer